El Alvia siniestrado en la curva de Angrois

Caso Alvia: la declaración de testigos se suspende por cuarta vez

El juzgado suspende la declaración de cuatro testigos inicialmente prevista para este viernes y la instrucción del caso se alargará hasta septiembre

Nueva suspensión en la declaración de testigos por el Caso Alvia. El Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago ha decidido aplazar de nuevo las declaraciones de cuatro empleados de Talgo en el momento del accidente de Angrois, que inicialmente estaba prevista para este viernes a través de una videoconferencia.

La comparecencia se celebrará finalmente el día 10 de julio, una vez finalizado (presumiblemente) el estado de alarma, y ya en las dependencias compostelanas, según ha informado elTribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) a través de un comunicado en el que indica que esta decisión se toma esta decisión después de que el Juzgado de Instrucción número 3 de Majadahonda le comunicase la imposibilidad de practicar allí las testificales acordadas.

Una suspensión tras otra

Se trata de la cuarta ocasión en la que se suspenden estas declaraciones, que inicialmente estaban previstas para el 12 y el 13 de diciembre de 2019 y que posteriormente se aplazaron para el día 23 de enero y al 13 de marzo después, aunque tampoco pudieron celebrarse por el impacto del coronavirus.

Además, el juez indica que la representación de los tres responsables del informe de la consultora Ineco sobre la evaluación de riesgos del tramo ferroviario Ourense-Santiago también solicitó la suspensión de las declaraciones previstas para el 29 de mayo.

Denuncia de borrado de datos

La citación de los cuatro nuevos testigos se produjo después de que, el pasado 12 de noviembre, la Audiencia Provincial de A Coruña informase de la reapertura de la instrucción sobre el accidente del tren para que el juez investigue la denuncia de un extrabajador que asegura que responsables de Talgo ordenaron el borrado de datos sobre averías del tren tras ocurrir siniestro.

Seis años después del accidente, este extécnico de la empresa ferroviaria presentó una declaración jurada en la que afirmaba que la orden de borrado se dio apenas media hora después del siniestro, algo que Talgo niega. Además del técnico que aseguró que la empresa borró pruebas del accidente, también está previsto que acudan como testigos el administrador de sistemas informáticos, el jefe de taller y el director de mantenimiento.

La instrucción hasta septiembre

Por su parte, la instrucción del caso se irá más allá de septiembre. Su cierre estaba previsto para el próximo mes de junio, pero dado que los plazos procesales quedaron suspendidos por el estado de alarma, la Fiscalía General del Estado informó de que las instrucciones de las causas se ampliarán en función de este periodo, según explican fuentes judiciales a Europa Press.

En su día, el juez Andrés Lago Louro amplió por 18 meses la instrucción que expiraba en diciembre de 2018, al prorrogar la declaración de complejidad de la causa que investiga el accidente del tren Alvia, ocurrido el 24 de julio de 2013. De este modo, el nuevo horizonte para terminar de investigar este siniestro, en el que murieron 80 personas y por el que hay dos imputados (el maquinista y el exjefe de seguridad de Adif), se irá, al menos, a partir de septiembre.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad