Cascos afirma que la gestión del 'Prestige' fue “la más correcta”

stop

El exministro de Fomento justifica su participación en una cacería los días del hundimiento

Cascos durante su comparecencia en el juicio del 'Prestige'

22 de enero de 2013 (14:43 CET)

El juicio por el hundimiento del Prestige que se celebra en A Coruña ha tenido este martes uno de sus platos fuertes: la comparecencia del exministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos. El antiguo dirigente del PP calificó como la gestión de la catástrofe como “la más correcta”, tildó de “inevitables” los daños medioambientales y eludió cualquier responsabilidad en la cadena de actuaciones como el alejamiento del buque.

“Si un ministro no tenía que adoptar decisiones técnicas, no tenía ningún sentido que le consultasen decisiones técnicas”, sentenció a preguntas del letrado de Nunca Más, ante el que justificó su polémica participación en una cacería en plena crisis con el petrolero.

Cascos contestó que “si su presencia hubiera sido útil, hubiera estado aquí”.

Defensa de Sors

Sobre la toma de decisiones, ha dicho que estaba "perfectamente jerarquizada" en el Plan Nacional de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de 2001, según el cual la última responsabilidad recaía en el entonces director general de la Marina Mercante, José Luis López Sors, único responsable de la Administración española que se sienta en el banquillo de los acusados.

No obstante, ha salido en su defensa afirmando que no se imaginaba al director de los Bomberos de Nueva York "sentado en un tribunal por no haber evitado que se cayeran las Torres Gemelas", ha señalado en referencia al 11-S.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad