Cargas policiales tras la visita de Merkel a la catedral de Santiago

stop

Cientos de manifestantes en contra de las políticas de la UE no pudieron acceder a la plaza del Obradoiro

25 de agosto de 2014 (13:22 CET)

La segunda jornada de la visita de Ángela Merkel a Santiago está marcada por la polémica y por las protestas convocadas en las cercanías de la catedral compostelana, que se han saldado con enfrentamientos y cargas policiales.

Según diversas fuentes, agentes de la Policía Nacional cargaron contra los cientos de manifestantes que se congregaron, en torno a las 11:00 horas, en la Plaza de la Quintana contra los recortes de la UE, tras intentar entrar en el Obradoiro. La concentración había sido convocada por el BNG en contra de las políticas europeas, aunque también participaba el sindicato CIG, así como colectivos de emigrantes retornados.

Cambios en el programa

En el programa de la segunda jornada de visita de Merkel a Galicia estaba previsto que la canciller visitara la catedral de Compostela después de la rueda de prensa que ofreció junto a Mariano Rajoy. No obstante, esta mañana se produjo un cambio y el paseo por el templo se adelantó más de media hora, algo que fue interpretado por muchos de los periodistas presentes como una forma de evitar coincidir con la manifestación del Bloque contra las políticas europeas.

No fue esta la única concentración de la mañana en la Plaza del Obradoiro. El escritor Manuel Rivas, así como el emigrante gallego Darío Rivas, de 94 años, intentaron sin éxito interceptar a la dirigente germana para entregarle una carta de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, en la que demandan una disculpa oficial de Berlín por el apoyo del régimen nazi a Franco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad