La Guardia Civil investiga una trama del agua que salpica a Carles Puigdemont en la etapa en que era alcalde de Girona. EFE/Toni Albir

Dos agencias renuncian a gestionar la publicidad del referéndum

stop

La Generalitat declara desierto el concurso para adjudicar la distribución de la publicidad institucional del referéndum a los medios de comunicación

Josep María Casas

La Guardia Civil investiga una trama del agua que salpica a Carles Puigdemont en la etapa en que era alcalde de Girona. EFE/Toni Albir

en Barcelona, 08 de septiembre de 2017 (06:00 CET)

La Generalitat ha declarado desierto el concurso para distribuir la publicidad institucional del referéndum del 1 de octubre (1-O) a los medios de comunicación. Ninguna agencia se ha atrevido a asumir un contrato de más de 2,7 millones de euros por las posibles consecuencias judiciales. De las cuatro empresas invitadas al concurso, sólo dos presentaron ofertas, Carat y Focus Media, pero renunciaron al encargo al percatarse que se trataba de la campaña del referéndum.

El gobierno de Carles Puigdemont convocó un concurso para gestionar la inserción de anuncios publicitarios de una campaña institucional para “potenciar el civismo”. Así consta en su anunciado. Curiosamente, la campaza finaliza el 30 de septiembre, un día antes del anunciado referéndum del 1 de octubre. Sin embargo, en las bases del concurso no se hace ninguna referencia al 1-O aunque se trata de una campaña para fomentar el voto. Uno de los anuncios se está emitiendo por TV3. Muestra la imagen de unas vías entrecruzándose por las que avanza la cámara. Una voz en off pregunta “vas néixer amb la capacitat de decidir, hi renunciaràs?” (Naciste con la capacidad de decidir, ¿renunciarás a ella?). Queda claro que se están refiriendo al referéndum. La Fiscalía General del Estado investiga esta campaña.

1-O: las agencias de medios renunciar a gestionar la publicidad institucional del referéndum

La Generalitat convocó el concurso con carácter de urgencia. En la documentación apuntan que tenían la intención de difundir la campaña durante las vacaciones pero que la aplazaron a septiembre por “motivos de disponibilidad presupuestaria”. Invitaron a cuatro agencias de medios homologadas por la Generalitat: Arena Media, que renunció de entrada a la licitación; Havas Media Group, descartada por una cuestión formal porque en su oferta no aparecían las firmas de los representantes; Carat y Focus Media.

Carat se impuso con una oferta de 2.713.384,44 euros (IVA incluido). El portal de contratación pública de la Generalitat publicó la adjudicación este 4 de septiembre a las 16.15 horas. La agencia renunció al contrato de inmediato. Este mismo portal anunciaba ese mismo día, a las 20.45 horas, que ante la renuncia de Carat se adjudicaba a Focus Media, que presentó una oferta de 2.782.879,24 euros. Un día después, Focus Media también se retiró. No ha sido hasta este jueves que la Generalitat ha declarado desierto el concurso.

Puigdemont no se rinde

Que lo declaren desierto no significa que Puigdemont tire la toalla. La Generalitat puede adjudicar la campaña institucional a otra empresa o encargarse directamente de la inserción de los anuncios. Queda por ver que medios los aceptarán. El parlamento catalán aprobó en junio pasado que los medios que inserten publicidad de la Generalitat estarán obligados a difundir todas sus campañas, incluida la del referéndum. Así lo decidió la mayoría de Junts pel sí y la CUP, formación de la que partió la propuesta.

Detrás de las campañas institucionales de la Generalitat se encuentra el secretario de Difusión y Atención Ciudadana, Antoni Molons, del Pdecat, que en enero pasado substituyó en este mismo cargo a Jordi Vilajoana. Molons firmó la resolución por la que se declaró desierto el concurso de la supuesta campaña de civismo, con la que la Generalitat pretende fomentar el voto en el 1-O.

Este diario se ha dirigido a las empresas que participaron en el concurso. Ninguna ha explicado los motivos de su renuncia. Desde presidencia de la Generalitat tampoco se ha facilitado información sobre como piensan gestionar la campaña en los medios. Otras fuentes del ejecutivo de Puigdemont insisten en que habrá “urnas, papeletas, censo y campaña institucional como en cualquier referéndum”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad