Camps se sentará en el banquillo de los acusados por un delito de cohecho

stop

CASO GÜRTEL

Francisco Camps

15 de julio de 2011 (13:00 CET)

El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, se sentará en el banquillo de los acusados y ante un jurado popular. El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) José Flors, ha ratificado la decisión que tomó hace dos años, al ver indicios “racionales” de un delito de cohecho impropio cometido por al jefe del ejecutivo, y cuatro ex altos cargos del gobierno Valenciano.

Para el juez instructor del caso Gürtel las pruebas para abrir juicio oral son concluyentes. Los cuatro imputados, todos miembros del PP, aceptaron trajes por un valor de 34.908 euros de la trama corrupta que dirigía Francisco Correa.

En el cohecho impropio no es necesario que el funcionario público haya realizado una contraprestación a cambio de las dádivas o regalos, un hecho que no se ha podido probar. El magistrado deja bien claro en su auto que las prendas elegidas y encargadas por los cuatro imputados “fueron recibidas y aceptadas por ellos a sabiendas de quién asumiría el pago de su importe”.

Además del presidente de la Generalitat, están imputados, ex vicepresidente del Gobierno Valenciano, Víctor Campos, el ex secretario general del PPCV y diputado, Ricardo Costa, y el ex jefe de Gabinete de la Conselleria de Turismo y responsable de Protocolo de la Diputación, Rafael Betoret.

El magistrado han impuesto una fianza a los cuatro acusados equivalente a la pena que ha solicitado el ministerio fiscal, que en el caso del Camps asciende a más de 41.000 euros, y un tercio más.

El Gobierno Valenciano no comparte el auto

El Gobierno valenciano ha asegurado que no comparte el auto del juez Flors, y ha subrayado que no hay ninguna variación política y que el Consell continuará trabajando y apoyando al Presidente. La portavoz del Consell, Lola Johnson, ha declarado: "Ni lo comparte este gobierno ni los valencianos que en las pasadas elecciones dieron su apoyo a un proyecto de Comunitat Valenciana que está en marcha desde el primer momento".

La consellera ha reiterado que el resultado electoral obtenido en las pasadas elecciones autonómicas por el PP valenciano no sustituye a los jueces, pero sí recoge el mandato de los valencianos respecto a su gobernante, Francisco Camps.

Barberá lamenta la decisión del juez

Mientras la oposición exige la dimisión de Camps, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá compara la resolución del auto de Flors con Bildu y el caso Faisán. “Siento un profundo disgusto por la resolución de abrir juicio oral al Presidente Francisco Camps, una profunda tristeza por esos más de dos años de sufrimiento infligido a una persona honesta”, ha agregado.

Barberá ha afirmado, de nuevo, que es habitual recibir regalos, que al igual que el Consell, no comparte el auto y ha manifestado su apoyo a Camps. “Creo en su honorabilidad y honradez, en que ni consciente ni inconscientemente ha cometido ningún delito”.

La alcaldesa ha rechazado una hipotética dimisión del jefe del ejecutivo. “Entiendo que haya gente que tenga unas tremendas ganas de tirarlo, pero es bueno recordar que hace muy poco tiempo fue elegido por más de la mitad de los valencianos”, ha destacado. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad