Camps dimite para defender su inocencia y Rajoy respira tranquilo

stop

EL PP BUSCA SUSTITUTO

20 de julio de 2011 (20:13 CET)

A primera hora de la tarde el líder del PP, Mariano Rajoy, ha respirado profundamente cuando el Presidente de la Generalitat, Francisco Camps le ha comunicado que presentaba su dimisión. Un decisión que el líder nacional esperaba con impaciencia desde que hace dos años estallara el caso Gürtel, la trama de corrupción que se ha llevado por delante la carrera política del jefe del Consell.

Pero las cosas no son tan sencillas como parecen. Y la comparencia de Camps ante los medios de comunicación, sin opción a preguntas, e impidiendo que fuera retransmitida por televisión, ha sido una dura pugna entre la formación nacional del PP, con Federico Trillo a la cabeza, y Camps. El primero ha intentado convencer al segundo, y casi lo consigue, de que se declarara culpable, pagara la multa, y se olvidara del juicio. Con la promesa de seguir dirigiendo el Gobierno Valenciano.

Todo estaba claro como quería Trillo. Incluso se ha producido una puesta en escena con preámbulo. Dos de los cuatro imputados por aceptar trajes de la trama que dirigía Francisco Correa, se han presentado en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) para asumir su culpa y pagar la multa impuesta por el magistrado. Primero ha sido el ex vicepresidente del Gobierno Valenciano, el castellonense Victor Campos, y unas horas después lo hacía Rafael Betoret, el ex jefe de gabinete de la conselleria de Turismo, y actual responsable de Protocolo de la Diputación.

Cerca de la dos de la tarde, fuentes del TSJCV han confirmado que el presidente se dirigía a la institución judicial para presentar el escrito de conformidad, con el que aceptaba la condena para evitar el juicio por la causa de los trajes.

Pero a medio camino Camps ha decidido seguir su propia línea de defensa, que no es otra que reiterar su inocencia. Y con ella la única alternativa que le había dejado su partido. Presentar su dimisión. Con ella Camps ha dicho que se siente liberado para defenderse de lo que considera “infamias e insidias”.

Unidad

A las cinco y veinte minutos ha aparecido Camps ante los medios congregados media hora antes. Y lo hacía acompañado de su recién estrenado equipo de gobierno, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y del diputado Federico Trillo. Ha salido sonriente, y tras decir que se sentía orgulloso de ser valenciano, ha indicado que hacía un sacrificio político y personal por la Comunidad Valenciana, por su partido, y por España. “Para que Mariano Rajoy sea el próximo presidente del Gobierno”, ha señalado después de anunciar que abandonaba el cargo. “Inocente, soy completamente inocente” ha reiterado.

El viernes pasado el magistrado del TSJCV, José Flors, decidió sentar al jefe del ejecutivo en el banquillo de los acusados, y ante un jurado popular, ratificando la decisión que tomó hace dos años. Para el juez del caso, los cuatro imputados, todos miembros del PP, aceptaron trajes por un valor de 34.908 euros de la trama Gürtel. Flors en su auto confirma que las prendas elegidas y encargadas por los imputados fueron recibidas y aceptadas sabiendo quién asumiría el pago de su importe.

Sucesión

El magistrado impuso una fianza equivalente a la pena que ha solicitado el ministerio fiscal, que en el caso del Camps asciende a más de 41.000 euros, y un tercio más, es decir, más de 46.000 euros.  Otro de los imputados y cuya cabeza fue la primera en rodar por el caso Gürtel, el ex secretario general del PPCV, el diputado Ricardo Costa, prefiere aceptar el juicio.

Camps ha propuesto al alcalde de Castellón y diputado en las Corts Valencianes, Alberto Fabra, para que sea su sucesor al frente del Gobierno valenciano, y del partido. Fabra, coordinador general del PPCV, fue el número uno por la lista de Castellón en las elecciones autonómicas y accedió a la alcaldía de Castellón en 2005.

Alberto Fabra, de 47 años de edad, arquitecto técnico, accedió como concejal en el Ayuntamiento de Castellón en 1991. En las elecciones del pasado 22 de Mayo revalidó la mayoría absoluta de la que ya disponía al frente del Ayuntamiento castellonense.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad