Cameron traza un plan por si Grecia abandona el euro

stop

El premier británico pide información sobre los riesgos que podría tener para la economía británica la salida de Atenas de la UE

El primer ministro británico, David Cameron

en Barcelona, 09 de febrero de 2015 (18:06 CET)

¿Qué pasaría si Grecia no pagara su deuda o dejara el euro? Ante esta hipótetica situación el gobierno británico ya está trazando un plan. El primer ministro, David Cameron, se ha reunido este lunes con ministros y miembros del Banco de Inglaterra para conocer los riesgos que supondría para la economía británica la situación helena, en concreto, la salida de Atenas de la zona euro.

A pesar de estar elaborando este plan B, el Gobierno que lidera Cameron espera que el primer ministro griego, Alexis Tsipras llegue a un acuerdo con los prestamistas de la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El escenario que, según los expertos consultados por Cameron, sucedería a una Grecia fuera del euro se resumiría en una pérdida del valor de los ahorros, una inflación disparada y una devaluación masiva.

La deuda en euros, pero los ingresos en dracmas

Asimismo, los griegos tendrían problemas financieros porque las deudas contraídas en euros con prestamistas de fuera del país deberían ser asumidas con una moneda, el dracma, de menos valor. Y en cuanto a los riesgos de contagio, sí que existirían, así como cierta incertidumbre, por lo que deberían analizarse bien todas las posibilidades.

Sin embargo, en el caso británico, los bancos y empresas inglesas están poco expuestas a la deuda griega. Pese a ello, la salida de Grecia del euro sería un peligro porque podría llevar a otras economías débiles de la eurozona a hacer lo mismo, abriendo paso a una fuga de capitales y a una mayor inestabilidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad