Cameron quiere expulsar a los europeos que lleven más de medio año en paro

stop

El Gobierno aboga por un sistema más estricto en la UE para afrontar “los abusos de la libertad de movimientos”

El primer ministro británico, David Cameron I EFE

29 de noviembre de 2014 (10:51 CET)

El gobierno británico quiere frenar el aumento de la inmigración europea en Reino Unido. Para ello, está dispuesto a defender duras restricciones con la mirada puesta en las elecciones, que se celebrarán dentro de seis meses.

El encargado de detallar la hoja de ruta fue el primer ministro David Cameron, que ha presentado una batería de propuestas entre las que se incluiría expulsar a los ciudadanos de la Unión Europea que lleven más de medio año en paro. Los mismos que no recibirán el subsidio correspondiente durante su estancia.

Sistema estricto

Cameron ha defendido un sistema migratorio “más estricto de la UE para afrontar los abusos de la libertad de movimientos”, en el que el primer ministro también incluye a los ciudadanos que viajan al país sin un contrato laboral bajo el brazo.

Según cálculos gubernamentales, el 40% de los inmigrantes aterrizan en Inglaterra sin una oferta previa. “Muchos dejarán de venir si se implementan las nuevas restricciones”.

Pero el plan de Cameron va más allá. También contemplaría la expulsión de “mendigos, sintecho, estafadores y personas que contraen matrimonios de conveniencia”. Con todo, el Gobierno aboga por un sistema con fuertes competencias para poder “deportar a delincuentes” e impedirles el regreso al país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad