Cambio histórico: las mareas toman el mando en Santiago, Ferrol y A Coruña

stop

Jesús Vázquez, en Ourense, será el único alcalde del PP en una ciudad gallega y Lara Méndez se convierte en la primera alcaldesa de Lugo

Xulio Ferreiro en María Pita tras su proclamación como alcalde de A Coruña

en A Coruña, 13 de junio de 2015 (13:48 CET)

No hubo sorpresas en las ciudades gallegas. Mariño Noriega y Xulio Ferreiro han agarrado el bastón de mando en A Coruña y Santiago, mientras que el candidato de Ferrol en Común, Jorge Suárez, se ha hecho con la alcaldía gracias a un pacto de última hora con el PSOE, que tendrá como teniente de alcalde a Beatriz Sestayo.

Los discursos no han diferido mucho de lo mostrado en campaña. Los nuevas formaciones se han proclamado representantes del cambio, han reivindicado los Ayuntamientos abiertos a la ciudadanía "agredida", en palabras de Martiño Noriega. Tanto en Santiago como en A Coruña cientos de personas se han unido a la fiesta de la investidura para apoyar a los nuevos alcaldes.

La nueva radiografía deja al Partido Popular casi seco en las ciudades. Recuera la alcaldía de Ourense de la mano de Jesús Vázquez, que gobernará en minoría y en una situación compleja ante la falta de respaldo del resto de partidos.

La primera alcaldesa de Lugo

Lara Méndez se ha convertido en la primero alcaldesa de Lugo al recibir el apoyo del BNG y Lugo Novo. La salida de Orozco, al que la regidora ha rendido homenaje en su discurso, ha sido clave para el pacto.

"La remodelación del centro histórico, la integración de las parroquias de lo rural, el reconocimiento de la muralla de Lugo como Patrimonio de la Humanidad, la reconversión del matadero de Frigsa, el puente Blanco, el acceso a Lugo por Nadela, el Arde Lucus, y un largo etcétera, son grandes obras que pudo inaugurar el mejor alcalde de la historia de Lugo", expresó Méndez como principales retos de su mandato.

Caballero, a por el AVE

Abel Caballero, que arrasó en las municipales viguesas, selló el arranque de su tercer mandato agradeciendo el apoyo de los ciudadanos, a los que emplazó como aval de sus objetivos políticos. Hubo numerosos mensajes para quien quiera oírlos en su discurso.

Afirmó que Vigo no se conformaría con un hospital privado "con la mitad de camas y sin laboratorio central". También reivindicó la necesidad de contar con un AVE "directo" a Madrid y defendió a capa y espada al aeropuerto de Peinador.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad