La ministra de Economía, Nadia Calviño. Foto: EFE/JL

Calviño, ante ejecutivos del IBEX: “No pondremos en riesgo el crecimiento”

stop

La ministra de Economía asegura que el Gobierno no tomará medidas que pongan en riesgo el crecimiento “aunque parezcan ideológicamente correctas”

en A Coruña, 27 de septiembre de 2018 (19:04 CET)

La receta de Nadia Calviño para la economía española no dista en exceso de la argumentación para defender la subida de impuestos que prepara el Gobierno de Pedro Sánchez. La ministra de Economía intervino en el Foro Tendencias 2019, organizado por El País y Kreab, donde sostuvo que es necesario “aprovechar el buen momento económico” para situar a España en una senda de “crecimiento sostenible a medio y largo plazo”.

Pese a la intención reformista de su discurso, ante altos ejecutivos de empresas del IBEX como Bankia, Repsol, Telefónica o Ferrovial, Calviño aseguró que su Gobierno no hará nada que pueda frenar el crecimiento o el empleo.

La necesidad de intervenir en la economía

A juicio de la ministra, los cimientos de la economía española son “robustos”, lo que permite situarse en el “optimismo” al mostrar crecimientos superiores a los de la media europea. Sin embargo, matizó, aqueja ciertos males. Entre ellos aludió al 15% de paro, una tasa que es “inaceptable”, la baja calidad del empleo, la temporalidad, la excesiva rotación o el paro de larga duración, así como la "pobre" ganancia de competitividad y productividad.

"No hay que relajar la atención ni caer en la autocomplacencia, puesto que persisten desequilibrios y retos importantes", aseveró. También hizo alusión al elevado nivel de endeudamiento público y el déficit público, y al aumento de las desigualdades y la pobreza. En estos motivos justificó su intención "inaplazable" de hacer frente a los problemas, pero con un "enfoque más activo que atienda de forma decidida a las tareas que tenemos por delante".

No tomar medidas por motivos ideológicos

La ministra ha defendido que no hay que tomar medidas que "pueden parecer desde un punto de vista ideológico correctas pero poner en riesgo el crecimiento y el empleo", sobre todo ante un Gobierno "comprometido" con seguir la senda de reducción de déficit y registrar superávit primario el próximo año.

"Hay que reducir la deuda pública porque solo así nos garantizaremos el espacio fiscal para hacer políticas expansivas. Esa reducción, sin embargo, debe ser razonable y sobre bases realistas", añadió. "Hay una enorme confianza, de nosotros depende ver las oportunidades y combatir los retos. Lo digo con orgullo: España es una gran nación, con gran potencial económico y social", concluyó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad