Gonzalo Caballero, nuevo secretario xeral del PSdeG / EFE

Caballero: "Galicia debe tener la misma consideración que Cataluña o País Vasco"

stop

El nuevo líder del PSdeG considera que Galicia debe hacer valer su condición de nacionalidad histórica si España avanza hacia un modelo plurinacional

en A Coruña, 14 de octubre de 2017 (06:00 CET)

Con la vista puesta en el Congreso que se celebrará el último fin de semana de octubre, Gonzalo Caballero, secretario xeral electo de los socialistas gallegos, exhibe prudencia. Sobre todo cuando lo interrogan sobre Cataluña. No quiere incrementar la tensión pero sabe que, en una futura reforma constitucional, Galicia tendrá que "hacer valer" su condición de nacionalidad histórica.

Encabeza un proyecto que pretende renovar un partido sacudido en los últimos años por las disputas internas. "El respaldo en las primarias muestra que este proyecto tiene un impulso importante", asegura el economista, que obtuvo el 58% de los votos, con mayoría en las cuatro provincias. La hoja de ruta para Caballero pasa ahora por construir un PSdeG renovado y "con nuevos referentes", pues considera que es la mejor fórmula para cohesionar el partido.

- Es casi inevitable preguntarle por Cataluña. ¿Cómo acabará todo esto? ¿Hace bien Pedro Sánchez en respaldar al Gobierno?

Debemos ser cautos en las declaraciones ante un asunto de tanta gravedad. Todos estamos muy preocupados por lo que está sucediendo en Cataluña. Tengo la impresión de que el Partido Socialista tiene que mantener la posición que está manteniendo nuestra dirección general, buscando, por una parte, respetar el Estado de derecho y el cumplimiento de las leyes y, por otra parte, buscar mecanismos de diálogo político que puedan deshacer el nudo gordiano en el que está inmersa Cataluña. Los socialistas tenemos una posición clara de respeto hacia el Estado de derecho, y esto implica asumir la legislación vigente, pero somos conscientes de que debemos mantener abiertas todas las posibilidades de diálogo que, respetando las leyes, puedan dar solución a la situación de tensión existente. Quiero ser cauto porque declaraciones excesivas que tensen la cuerda pueden dificultar más el escenario, ya complejo. Hace falta mano izquierda. 

- ¿El papel de Galicia, una nacionalidad histórica, no está siendo demasiado plano en su alineamiento con Mariano Rajoy?

Feijóo se ha olvidado de defender las cuestions relativas a las competencias y de darle peso político a Galicia en el Estado. Está en una línea de acción insípida. Pero la situación de gravedad existente exige cautela y respeto al imperio de la ley. Si el Estado español avanza hacia un modelo plurinacional o hacia un modelo federal más nítido, Galicia tiene que hacer valer su especificidad constitucional como nacionalidad histórica para ser considerada como Cataluña o el País Vasco. Siendo conscientes de que cualquier nivel de descentralización o avance hacia un federalismo plurinacional tiene que tener garantías de respetar la solidaridad entre los ciudadanos y entre los territorios del Estado. Necesitaremos fuerza política para que las gallegas y los gallegos tengan el nivel de competencias que corresponde a una nacionalidad histórica y con una financiación acorde a los criterios de solidaridad que son necesarios para el conjunto del Estado. 

- Llevamos mucho tiempo hablando de coser al PSdeG, un partido que ha llegado a varias elecciones con fuertes divisiones internas ¿Cómo va a conseguir un partido unido?

Este es un proyecto de renovación y el respaldo obtenido de la militancia es una muestra de que tiene un impulso muy importante. La legitimada obtenida en las primarias marca la pauta para abrir una nueva fase. La clave es renovar y fortalecer el PSdeG y, a partir de ahí, lograr la mayor integración posible. Estamos renovando el partido, renovando los referentes y construyendo un PSdeG para liderar una mayoría social progresista en Galicia frente a los gobiernos de Feijóo. 

- ¿Está usted más ilusionado que preocupado o al revés?

Asumo el cargo con ilusión pero también con un grado de responsabilidad importante. El sentimiento es la necesidad de trabajar intensamente y perfilar la acción política para los próximos tiempos. Uno lleva muchos años en la vida política con resultados alegres y otros adversos, menos satisfactorios, pero mi estado de ánimo está vacunado contra altibajos. Mi estado de ánimo es el de la responsabilidad, el de tener un trabajo importante que hacer para el partido y para Galicia e intentar hacerlo lo mejor posible. 

- Xoaquín Fernández Leiceaga, cuando optaba a la presidencia de la Xunta, se fotografió  con los expresidentes socialistas , Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño, ¿ha hablado usted con ellos? 

Tengo una relación cordial con ambos en clave política e incluso en lo personal con ambos. La relación con ellos es siempre fluida. 

- Las empresas de Cataluña cambian su sede a otras comunidades, pero los empresarios del sur de Galicia están muy preocupados por las que se deslocalizan al norte de Portugal...

Somos conscientes de que es un riesgo importante. Lo hemos planteado en diversas ocasiones. Soy ciudadano de Vigo y economista, conozco bien esa problemática. Lo cierto es que el Partido Popular carece de una estrategia económica para Galicia y la política industrial está desaparecida. Tenemos que marcar una política económica e industrial activa como eje fundamental para el futuro de país y, concretamente, para el área de Vigo.

- Mientras pasa eso, el otro gran problema social y económico es la crisis demográfica de las zonas de interior, sobre todo en Lugo y Ourense

Es que el Gobierno de la derecha no tiene directrices para hacer una política económica activa y, evidentemente, esto incluye también la debilidad de las políticas de medio rural. Tenemos una pauta de falta de dinamismo demográfico que es especificamente visible en ciertas partes del territorio. Somos conscientes de que el comportamiento demográfico tiene un determinante fundamental en la economía, por eso necesitamos relanzar las posibilidades del país con una política económica activa para el conjunto y, desde luego, iniciativas de revitalización demográfica específicas para algunas zonas concretas. Ahora mismo, la Xunta no tiene una estrategia para la revitalización social y demográfica de Galicia. 

Hemeroteca

PSOE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad