Bruselas, rotunda: la investigación de Angrois "no fue independiente"

stop

El informe de la Agencia Ferroviaria Europea, al que han tenido acceso las víctimas y miembros del BNG, critica que no se hayan analizado las causas fundamentales del siniestro que costó la vida a 80 personas en julio de 2013

Estado del tren Alvia tras descarrilar en las proximidades de Santiago | EFE

en A Coruña, 07 de julio de 2016 (18:16 CET)

El informe de la Agencia Ferroviaria Europea, encargado por la Comisión Europea, sobre el accidente de tren de Angrois en julio de 2013 es demoledor: concluye que la labor de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) llevada a cabo en España no fue independiente y no se abordaron "elementos clave".

Este jueves, Bruselas ha hecho público el informe sobre el accidente en una reunión con representantes de las víctimas y con el BNG. En este documento se relatan a lo largo de diferentes puntos "las debilidades" que la Agencia Ferroviaria Europea identifica en la actuación de la CIAF.

Entre ellas, reprocha que se centre únicamente en la causa directa del siniestro, "un error humano", pero no ahonde en las "causas fundamentales y subyacentes" del siniestro, ocurrido en Santiago en julio de 2013, y en "elementos clave" relacionados con la línea y el propio tren que pudieron influir.

Falta de colaboración de Renfe y Adif

Los reproches de la Agencia Ferroviaria Europea se centran en que la composición de la comisión de investigación no aseguraba la independencia de la misma, lo que ya pondría en cuestión la labor de la CIAF.

Por este motivo, la comisión de investigación, donde participaron cargos de Adif y Renfe, constituye por si misma una vulneración de la directiva europea de seguridad ferroviaria.

Además, detecta Bruselas falta de colaboración de los actores implicados en el siniestro, como Renfe, Adif, Ideco o los propios funcionarios del Ministerio de Fomento al negarse a responder preguntas sobre el accidente, lo que, recuerda el BNG, rompe con el discurso de la colaboración con la investigación que enarboló el Gobierno español.

El empeño en culpar al maquinista

El documento de la Agencia Ferroviaria Europea va en la línea de lo manifestado por la Audiencia Provincial de A Coruña, cuando reabrió el caso del accidente de Santiago para investigar posibles responsabilidades que vayan más allá del maquinista.

Bruselas también advierte sobre este punto al señalar que la CIAF se centró en la causa directa del siniestro, el despiste del conductor, pero obvió otras causas "fundamentales y subyacentes", como pueda ser el sistema de seguridad, el trazado de vía o la señalización.

[Lea El Gobierno retrasa el informe de Angrois hasta después de las elecciones]
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad