Bruselas logra un acuerdo con EEUU sobre el control de los datos de los pasajeros aéreos

stop

NUEVO CONVENIO

10 de noviembre de 2011 (16:51 CET)

La Comisión Europea ha alcanzado un proyecto de acuerdo con EEUU para incrementar el control sobre los datos de los pasajeros aéreos. Este convenio vendrá a sustituir el firmado en 2007, muy contestado por la Eurocámara, al considerar que la legislación norteamericana protege menos la vida privada de los ciudadanos que la normativa comunitaria, sobre todo porque los extranjeros no pueden acogerse a la ley estadounidense de 1974.

Los Passenger Name Record son aquellos datos que se introducen en las centrales de reservas y que incluyen además de la información del vuelo y del pasajero, aspectos sensibles de la vida íntima como estado de salud, religión, recursos económicos, preferencias alimenticias, discapacidad, acompañantes y medios de pago.

El acuerdo alcanzado, que deberá ser ratificado por los 27 estados miembros de la UE y la Eurocámara, contempla un total de 19 campos de información que incluyen además billete, datos de contacto, intermediario, número de asiento y maletas.

Lucha contra el crimen organizado

Como novedad, destaca que el tiempo de almacenamiento de la información se reducirá en cinco años para la base de datos referida al crimen organizado, hasta un total de 10 años, mientras que aquellos incluidos en la base de datos guardados para fines de lucha contra el terrorismo permanecerán registrados 15 años como hasta ahora. Además, en los dos casos, transcurridos 5 años, los datos serán trasladados a un sistema de acceso más restringido.

Según explicó el portavoz de la Comisión Europea, Michele Cercone, la negociación llevada a cabo garantiza que estos datos sólo serán utilizados para objetivos de lucha contra la criminalidad organizada y el terrorismo, y no para otros fines comerciales.

Además, al cabo de 6 meses perderán su personalización, de modo que serán anónimos. De este modo, transcurrido ese plazo las autoridades americanas no podrán tener el nombre de las personas que figura en los PNR. Además, habrá reglas muy estrictas para la transferencia de datos desde la compañía aérea a las autoridades. Sólo la aerolínea será quien envíe los datos a las autoridades bajo petición razonada, pero las autoridades no podrán acceder directamente a la base de datos.

Acceso del pasajero a los datos personales


En el marco de las nuevas reglas, los ciudadanos de la Unión Europea también podrán conocer sus datos personales registrados, pedir su eliminación, así como tener derecho a recurso en los tribunales estadounidenses. En todo caso, las autoridades norteamericanas no podrán tomar decisiones unilaterales que generen un impacto negativo para el ciudadano gracias al uso de los datos.

Asimismo, se evitará que las decisiones sean tomadas de manera anónima y todo el procedimiento tendrá que tener una supervisión de la autoridad de seguridad interior.

Protección de la información privada


La renegociación del acuerdo actual de 2007 comenzó en diciembre de 2010 después de una resolución del Parlamento Europeo, siempre muy activo en la protección de los derechos personales. El Consejo de la UE dio mandato a la Comisión para llevar a cabo la negociación.

“Este acuerdo supone una mejora considerable respecto al anterior acuerdo, por lo que esperamos obtener la luz verde del Parlamento. Hay más certidumbre jurídica sobre todos los elementos del acuerdo, en primer lugar, sobre el objeto del mismo, de modo que garantizará que estos datos sólo serán utilizados por objetivos de lucha contra las máximas formas de criminalidad”, señaló Cercone.

En el espíritu de los negociadores europeos ha prevalecido que la UE se basa en el estado de derecho y todas las transferencias de datos personales desde la UE y sus Estados miembros hacia países terceros.

Por razones de seguridad, la información debe reposar sobre acuerdos internacionales que tengan estatus de acto legislativo, con el fin de aportar a los ciudadanos europeos garantías suficientes de que se respetan los mínimos procedimentales y de derecho a la defensa, y que se cumple la legislación relativa a la protección de datos a nivel nacional y europeo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad