Bruselas frena el proyecto de Rajoy de crear el ‘macroregulador’ español

stop

DESARROLLO LEGISLATIVO

Mariano Rajoy con Herman van Rompuy

01 de junio de 2012 (17:49 CET)

El pasado 24 de febrero, tan sólo dos meses después de que el Gobierno de Mariano Rajoy tomara posesión, el Consejo de Ministros aprobó un anteproyecto de ley donde se gestaba la creación de un nuevo organismo regulador, la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC).

Pero esta decisión no ha sido bien vista por las autoridades europeas que han advertido sobre la conveniencia de paralizar la tramitación parlamentaria. Tanto el Comisario de Economía, Olli Rehn, a través del reciente informe sobre la economía española, como el de Competencia, Joaquín Almunia, en una respuesta a la europarlamentaria del PNV, Izaskun Bilbao, han mostrado su disconformidad con el actual redactado.

No hay proyecto de ley aún

Aunque el Gobierno anunció una rápida implementación para poder unificar los ocho organismos reguladores afectados y que todo quedara bajo la égida de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, de nueva creación, 14 semanas después aún no se ha concretado en las Cortes ningún proyecto de ley sobre la materia, a la espera que Bruselas explique cómo se debe replantear.

De hecho la Unión Europea (UE) ya se mostró en contra de una decisión similar que quería adoptar tanto el gobierno húngaro como el rumano. También Holanda, donde se creó un proyecto similar, ha demorado su ejecución. Solamente Alemania tiene un organismo regulador que se encarga de los temas energéticos y de telecomunicaciones.

Los afectados discrepan

Los ochos organismos que el Gobierno español quiere extinguir son la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), la Comisión Nacional de la Energía (CNE), junto a la Comisión Nacional del Sector Postal (CNSP), la Comisión Nacional del Juego, la Comisión de Regulación Económica Aeroportuaria y el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales, que todavía no ha nacido.

Algunos de ellos ya se han mostrado en desacuerdo con la medida. En el caso de la CMT, su presidente, Bernardo Lorenzo, ha entregado un extenso informe (140 páginas) donde se expone el punto de vista del consejo y se proponen un gran número de cambios al proyecto inicial.

En su día, la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáez de Santamaría justificó esta decisión para “fortalecer la competencia, ganar eficiencia y evitar duplicidades”, además de conseguir una situación más transparente e independiente. La idea inicial de crear algo similar partió, en su día, del ex presidente de la CNC, Luis Berenguer, hoy en día asesor de Almunia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad