Bruselas dice ahora que pidió repetir la investigación de Angrois hace más de dos años

stop

La Comisión Europea, sin embargo, no se plantea imponer sanciones. Tampocó presionará para que el Gobierno español impulse una investigación independiente

Estado del tren Alvia tras descarrilar en las proximidades de Santiago | EFE

en A Coruña, 09 de julio de 2016 (06:26 CET)

La revelación del informe de la Agencia Ferroviaria Europea y, en consecuencia, de las irregularidades en la investigación del accidente de Angrois, ha dejado en fuera de juego a la Comisión Europea.

Bruselas dice ahora que durante las pesquisas de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), que se desarrollaron entre septiembre de 2013 y mayor de 2014, ya solicitó a las autoridades españolas que realizaran una nueva investigación "independiente".

La CIAF se defiende

Según esta versión, el Ministerio de Fomento habría ignorado la petición sin sufrir por ello consecuencia alguna. Sin embargo, la CIAF sostiene que la Comisión Europea "nunca se puso en contacto con ellos".

El informe de la Agencia Ferroviaria Europea concluye, precisamente, que la investigación no fue independiente, al contar con cargos de Adif y Renfe entre sus integrantes y a Ineco como asesor externo, todos ellos partes implicadas en el siniestro.

Proceso sancionador

La Comisión Europea también habría abierto durante la investigación un procedimiento de infracción, pero el expediente se cerró debido a que España se comprometió a tomar medidas "que fueron adoptadas", señalan fuentes comunitarias consultadas por Efe.

Entre estas medidas estarían que que Renfe y Adif no formaran parte del equipo de investigación, la obligación de consultar a las víctimas antes de lanzar una investigación final y la no utilización de asesoramiento externo cuando se investiguen accidentes "serios".

Bruselas echa balones fuera

A pesar de las deficiencias detectadas, no pasa por los planes del Ejecutivo europeo pesionar al Gobierno español para que abra una nueva investigación que cumpla con los requisitos de independencia.

"Corresponde a las autoridades españolas decidir si abren o no otra investigación", zanjan otras fuentes comunitarias.

"La Comisión seguirá vigilante a cualquier desarrollo futuro relativo a la seguridad ferroviaria en España", añadieron, al tiempo que consideraron "prematuro" especular sobre cualquier acción específica".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad