Luis de Guindos y Álvaro Nadal, compañeros en el Gobierno pero enfrentados por la opa de Atlantia sobre Abertis. EFE
stop

Luis de Guindos recibió numerosas llamadas extremadamente comprometidas por los nuevos recortes a las eléctricas que pretendía Álvaro Nadal

Madrid, 05 de febrero de 2018 (08:58 CET)

El ministro de economía, Luis de Guindos, encadenó entre el lunes y miércoles pasados varias llamadas –extremadamente comprometidas— por los planes del ministro de energía y turismo, Álvaro Nadal. Aunque los interlocutores fueron numerosos, según ha podido saber Economía Digital, éstos se pueden agrupar en tres tipos de interpelantes. El detonante fue la filtración a El Mundo del proyecto para recortar la retribución a la distribución del gas y, por tanto, los ingresos de las eléctricas. Esos planes se habrían desarrollado de espaldas al titular de Economía.

El Gobierno redactó una “pre-enmienda” que alteraría de aprobarse, con la sequía como argumento, el sistema de remuneración vigente. El recorte inicial era de 200 millones. El Ministerio de Energía pretendía abaratar el recibo de la luz con esa reducción de las ayudas al sector del gas por invertir en la infraestructura necesaria que permite distribuir los carburos a todo el país.

EL PROBLEMA está, aparentemente, en que el Gobierno aprobó en 2014 la ley que regula el dinero público que reciben las energéticas como incentivo. Las condiciones de la norma están vigentes hasta el 2020. Sin embargo, Nadal considera que el actual escenario de sequía es excepcional. Ello daría la base jurídica para cambiar el contexto legal, opina parte del Ejecutivo. La ausencia de lluvia provoca que se encarezca el coste de producir la luz, y ello se traslada al recibo mensual.

ABARATAR EL RECIBO de la luz parece ahora una prioridad para Nadal. Pero hay letra pequeña, según las fuentes consultadas. Con el fin de compensar el encarecimiento derivado de una sequía severa, planteó la semana pasada reducir el déficit que soporta el gas. En 2015 el agujero era de 27,2 millones de euros. Pero en 2017 subió hasta los 120 millones. Las razones tendrían poco que ver con la actividad rutinaria de las eléctricas. El ministro decidió impactar el cierre del proyecto Castor (ACS) en esa partida.

La indemnización que recibió Florentino Pérez está en tela de juicio tras la sentencia del Tribunal Constitucional. Considera dudosos tanto el método como la urgencia para abonar el dinero a ACS por cerrar sus depósitos –causantes de varios terremotos en la costa mediterránea—. De hecho, como deriva de la decisión judicial, se espera una próxima rebaja del recibo ya que obligará al Gobierno a retirar de la liquidación del gas ese coste. El déficit de tarifa volverá a sus cauces.

El ministro Nadal decidió, a pesar de conocer estos detalles, avanzar con la “pre-enmienda”. Y tras conocerse los detalles del nuevo recorte, diseñado por Energía “de espaldas al sector y por la puerta de atrás”, según coinciden fuentes del Partido PopularCiudadanos, es cuando el teléfono del ministro de economía empieza a sonar sin cesar. De Guindos se ha significado como interlocutor con la comunidad inversora internacional desde su nombramiento en la primera legislatura de Mariano Rajoy.

LA PRIMERA LLAMADA que recibe el tenedor de la cartera de economía proviene de los bancos de inversión. La filial de Deustche Bank es la más energética en sus quejas. Está en juego su reputación como asesor internacional de grandes fondos y también sus comisiones si se tuercen inversiones en España por los cambios de ordenamiento jurídico a los que aspira Nadal. “Son muy malas noticias” asegura uno de sus analistas jefe. La firma germana no fue la única. Marcaron el número de De Guindos actores del peso de Citibank y JB Capital.

LA SEGUNDA LLAMADA proviene de los fondos. BlackrockCVC tienen intereses en empresas energéticas en España o planean desembolsos de consideración. La segunda de ellas prevé, por ejemplo, poner sobre la mesa hasta 4.000 millones a cambio del 20% que Repsol tiene en Gas Natural. Los inversores estaban desconcertados: días antes, en Davos, el rey Felipe VI dio a entender que el único problema de seguridad jurídica en España lo provoca la crisis catalana.

LA TERCERA LLAMADA sale de los teléfonos de los partidos políticos. Nadie quiere retratarse con la “pre-enmienda” de Nadal. La facción del Partido Popular que desconocía la medida se lo hace saber a De Guindos. También Ciudadanos. El secretario general del partido, José Manuel Villegas, traslada al Gobierno su frialdad sobre la medida. Paradójicamente sólo Podemos habría dado síntomas de respaldar a Nadal si el texto llegaba al Congreso en su versión original.

LLEGA EL MIÉRCOLES y, finalmente, Energía expone sus planes. El recorte queda reducido de los 200 millones iniciales a poco más de 50, que tendrán que cubrir las compañías españolas. La bronca entre ministros de la semana pasada se suma al conato de enfrentamientos que ya arrastran De Guindos y Nadal. La opa sobre Abertis también genera divisiones en el seno del Ejecutivo.

Hemeroteca

PP
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad