Breogán Riobóo, de teleoperador a líder de Podemos en Galicia por mayoría absoluta

stop

El candidato de Claro que Podemos, la corriente de Pablo Iglesias, se hace con la secretaría xeral del partido con el 54% de los votos

Presentación de la candidatura Claro que Podemos, con Breogán Riobóo al frente

en A Coruña, 15 de febrero de 2015 (02:23 CET)

Pistoletazo de salida para Podemos en Galicia. El naronés Breogán Riobóo ha sido elegido secretario xeral del partido tras obtener su candidatura el 54% de los votos. El estudiante de empresariales reconvertido a trabajador "precario", como él mismo se definió, ha arrasado. Solo Ana Sánchez, la candidata de Podemos Cambiar Galicia, psicóloga y natural de Tui, ha podido hacerle sombra con el 31,3% de los votos. Pero fue la candidatura más oficialista, que así se le considera por pertenecer a la corriente de Pablo Iglesias, quien se llevo el gato al agua con suficiencia.

Riobóo nació políticamente en el movimiento Nunca Máis, o cuando menos fue una piedra de toque fundamental para entender su activismo posterior. Le pilló el final del fraguismo con 16 años y, claro, sigue siendo insultantemente joven. Estuvo ligado a Galiza Nova, la organización juvenil del BNG de la que posteriormente se desvinculó, y también a Anova. Cuentan en su Círculo, el de A Coruña, que fue entonces cuando conoció a Pablo Iglesias. Por estas peripecias se lo calificó en más de una ocasión como el candidato más próximo al nacionalismo, que no es lo mismo que el independentismo.

La huella de Ferrolterra

Más allá del activismo  del líder de Podemos en Galicia, está su otra realidad como trabajador "de uno de los sectores más precarizados del ámbito laboral como es el telemarketing". Trabaja de teleoperador en A Coruña.

Explica de sí mismo que "siendo de Narón y habiendo vivido entre mi ciudad y la vecina Ferrol, las condiciones venían dadas para que no me quedase de brazos cruzados, y aún así, reconversión tras reconversión y con el veto a los astilleros aún en pie hasta hace muy poco, Ferrol sigue con su muerte lenta y agónica".

Las tres preocupaciones

Monitor de ocio y tiempo libre, niño de familia numerosa con ciertos apretones económicos, Riobóo habla de Galicia, algo que suele pasar desapercibido cuando las voces que más alto suenan son las de Pablo Iglesias, Íñigo Errejón o Juan Carlos Monedero. Defensor de la integración con las Mareas que tanto tiempo lleva planteándose, antes de convertirse en secretario xeral reconoció sus principales preocupaciones respecto a la situación de Galicia: la pobreza, la pobreza energética "en una tierra donde se produce mucha energía pero que no acaba revertiendo en ella", y la emigración por motivos económicos.

En una entrevista en la edición gallega de El Pais aseguró que Galicia es, "sin duda, una nación, que en este momento es una de las que compone un Estado plurinacional. En el marco del nuevo proceso constituyente exigiremos con toda la ciudadanía que se empleen y enriquezcan las herramientas que aporta la autonomía."

El estado plurinacional y Galicia


En esta dirección apunta también el programa político de Claro que Podemos. Dice textualmente: "España tiene una deuda con Galicia representada por el espolio sistemático de sus recursos naturales, a su población, el subdesarrollo económico y el menoscabo hacia su lengua y producciones culturales. Atribuir esta situación a las gallegas y gallegos es solo una muestra de la irresponsabilidad con la que las élites políticas y económicas españolas abordaron la cuestión gallega".

Pero que nadie se confunda. Claro que Podemos Galicia no busca romper con España: "Lo plurinacional es percibido como un problema a solucionar (por la vía de la asimilación o el reconocimiento de la autodeterminación) o a sobrellevar (por la vía de la autonomía)". La formación no está en ninguno de los dos polos. Busca una tercera vía que tendrá que esforzarse mucho en explicar para ganarse un sitio en la política gallega, o como prefieren decir ellos, para crear un nuevo espacio:

"Mientras en Catalunya o Euskadi, el voto nacionalista es disputable a partir del reconocimiento del derecho de autodeterminación y solo secundariamente a partir del reconocimiento del carácter plurinacional del Estado, en Galicia la articualción de una propuesta plurinacional coherente con las necesidades de la población gallega, generaría un marco hegemónico que superaría los límites acutales del nacionalismo gallego y permitiría a Podemos convertirse en un actor referente en la política gallega y en uno de los vectores de democratización territorial en España".  

[Descargue aquí el programa político completo]

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad