Beiras y Yolanda Díaz miran a Podemos para ir juntos a las generales

stop

CON LA MIRADA EN LA MONCLOA

Pablo Iglesias en el mitin en apoyo al candidato de la Marea a la Alcaldía de A Coruña

A Coruña, 02 de junio de 2015 (21:40 CET)

El resultado de las elecciones municipales del 24 de mayo en Galicia otorgó una fuerza inusitada a las Mareas, listas denominadas de confluencia alrededor de las cuales se aglutinaron diversas formaciones de izquierdas y que contaron con el apoyo de Podemos, que no participó no, obstante, en las candidaturas. Su máximo triunfo fue lograr las alcaldías de plazas tan importantes como A Coruña y Santiago de Compostela, hasta el momento, gobernadas por el PP con dos regidores especialmente próximos al líder gallego, Alberto Núñez Feijóo.

Este escenario hace que grupos de izquierda gallegos miren ahora hacia las próximas contiendas electorales con optimismo. Las autonómicas, pero también las generales. Sostienen que es preciso seguir avanzando en las candidaturas de confluencia, pero a través de "un nuevo sujeto político" en el caso de las elecciones al Congreso de los diputados. Los principales defensores de esta idea son los cabezas visibles de AGE (Alternativa Galega de Esquerdas), coalición formada por la Anova del histórico Xosé Manuel Beiras y por la secretaria general en Galicia de Esquerda Unida, Yolanda Díaz. La idea inicial pasa por crear una suerte de Gran Marea, un frente de partidos, en el que las formaciones gallegas tengan peso propio, aunque Podemos, el partido de Pablo Iglesias será un referente. Un referente, eso sí, con matices.

Movimientos similares en otras comunidades

La visión del veterano Xosé Manuel Beiras es buscar unidad, primero en Galicia y luego fuera de ella, articular pactos con otras "naciones sin estado" y con aquellas formaciones políticas que, a su juicio, respeten la plurinacionalidad del Estado. Aquí, incluye, por tanto, a Podemos. La idea que propone Beiras no sólo se está gestando en la comunidad gallega, también en otros territorios.

La primera en sacar a relucir el tema fue la propia Yolanda Díaz. Ocurrió en el mitin que se celebró el pasado 12 de mayo en A Coruña en el que numerosos líderes de formaciones de izquierda mostraron su apoyo a Xulio Ferreiro, el candidato de la Marea Atlántica, que acabó por llevarse la Alcaldía. A la cita acudió, también, el propio Pablo Iglesias.

Un "tsunami en las generales"

En su discurso, Díaz manifestó la necesidad de crear una gran marea gallega, un movimiento, que mira más allá de la comunidad que preside Alberto Núñez Feijóo. "Se trata de diseñar una herramienta que sirva para convertirse en un tsunami en las generales", manifestó. "Sólo a través de la unidad seremos capaces de llegar a La Moncloa", dijo luego, en una entrevista a Europa Press.

Díaz considera "indiscutible" el liderazgo de Pablo Iglesias y reconoce que Podemos puede ser una fuerza "hegemónica" en el proceso, pero tiene claro, como Beiras, que hay que dejar a un lado las siglas para la constitución de esa candidatura. El protagonismo, insisten ambos, debe ser de la ciudadanía. "No se debe prejuzgar ni marcar la ruta a la iniciativa que debe partir de la propia ciudadanía", insisten.

Sin centrarse en las siglas

Creen, eso sí, que las negociaciones deben iniciarse ya. AGE está abierta a Podemos, pero con puntualizaciones. Tan sólo unos días después de la celebración de los comicios del 24 de mayo, Beiras reconoció que Podemos es "una fuerza decisiva" para poder llevar a cabo un cambio político, pero también reclamó a Pablo Iglesias que analice el resultado de las contiendas electorales.

Allí donde Podemos se presentó en solitario, como en Andalucía o en Aragón, no logró ganar los comicios. Pero donde se mezcló o apoyó a otros movimientos, como en A Coruña, en Santiago, en Madrid o en Barcelona, venció.

Las relaciones entre Iglesias y la izquierda gallega

A pesar de las puntualizaciones, las relaciones entre Podemos, y más concretamente entre Pablo Iglesias, y los dos dirigentes gallegos son estrechas. Tanto Anova como Esquerda Unida se unieron para formar Alternativa Galega de Esquerdas (AGE) en 2012, formación que irrumpió con 9 escaños en el Parlamento de Galicia y que se convirtió en tercera fuerza política de la comunidad, por encima del Bloque Nacionalista Galego (BNG).

Iglesias, en aquel momento, formó parte del equipo que asesoró a Esqueda Unida en esa campaña política. "Beiras es más que Beiras porque nos recuerda que la política, para ser política, debe ser incorrecta", dijo de él el secretario general de Podemos en La Tuerka.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad