Xosé Manuel Beiras durante su último discurso como portavoz nacional de Anova

Beiras, Pontón y Villares hablan de 'golpe de estado' en Cataluña

stop

Los líderes de Anova, BNG y En Marea consideran que no se dan las circunstancias para la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña

A Coruña, 21 de octubre de 2017 (16:47 CET)

Las reacciones políticas desde Galicia a la decisión del Gobierno de tomar el control del Parlamento catalán en aplicación del artículo 155 de la Constitución no se han hecho esperar. El histórico dirigente nacionalista y fundador de Anova, Xosé Manuel Beiras, ha considerado la medida un “golpe de estado” para el que “no se dan las condiciones”.

En el transcurso de una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el líder de Anova, Antón Sánchez, Beiras denunció que “no se puede hacer un golpe de estado contra una ciudadanía que defendió sus derechos heroicamente frente a las cargas de las fuerzas del desorden público”. En este sentido, también criticó la decisión de la Audiencia Nacional de “meter en prisión incondicional” a los líderes de la Asamblea Nacional Catalana y de Ómniun por “promover una concentración de ciudadanos absolutamente pacífica” y acusarlos “de que fue violenta” e “incluso de un delito de sedición”.

Beiras también considera un error la decisión de la Audiencia Nacional de encarcelar a los líderes de Ómniun y ANC

Desde el Bloque Nacionalista Galego (BNG), su portavoz nacional, Ana Pontón, también se ha posicionado contra la “barbaridad” que supone la aplicación del artículo 155, en su opinión, un “golpe de estado” contra Cataluña, “inútil desde el punto de vista político”, porque “no se puede ilegalizar la voluntad de un pueblo que quiere decidir en libertad su futuro”.

“¿Cómo puede ser que el PP, que solo tiene 11 diputados en Cataluña, vaya a hacerse con el Gobierno de la Generalitat?”, se ha preguntado Pontón, que ve esta situación “inaceptable”.

La vía del diálogo

Por su parte, Luis Villares, portavoz de En Marea, considera la decisión del Gobierno “un grave error democrático” que supone “fulminar a los representantes que legítimamente representan al pueblo de Cataluña”. “"Acaban de dejar sin voz al pueblo de Cataluña y esto no es admisible en términos democráticos”, ha sentenciado Villares.

Tras rechazar la “supresión del autogobierno” de Cataluña, Villares ha apelado a las partes al “diálogo inmediato”. “Lo que hemos visto durante estas semanas no es un problema que se resuelva ni por la fuerza ni penalmente, este es un problema complejo, y el golpe al autogobierno y a las instituciones democráticas de Cataluña no lo van a arreglar”, sentenció.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad