Beiras propone acudir al Constitucional si rechazan el grupo propio de En Marea

stop

El portavoz nacional de Anova recuerda que con un partido instrumental el grupo "estaría blindado"; Podemos y Esquerda Unida rechazaron crearlo e incluso consultar a las bases al respecto

Xosé Manuel Beiras en el acto político de Anova del 25 de Xullo en Santiago

en Santiago, 25 de julio de 2016 (17:43 CET)

El 25 de Xullo volvió a separar al nacionalismo gallego. El BNG exhibió músculo en la tradicional manifestación do Día da Patria que concluyó en la Praza da Quintana. Anova, por su parte, en el compostelano parque de Galeras.

Allí, Alexandra Fernández y Xosé Manuel Beiras celebraron que En Marea haya acordado pedir grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados. Tras las elecciones de diciembre la coalición rechazó esta posibilidad ante el temor de acabar en el Grupo Mixto.

"Me parece una noticia muy positiva", argumentó Beiras, para quien no se trata de un simple ejercicio cosmético para que, una vez denegado el grupo, integrarse en el de Unidos Podemos.
"Claro que cambia, muda, y efectivamente, de eso se trataba, de cambiarlo", ha expresado el veterano dirigente nacionalista, quien ha indicado que "ya que no se había conseguido" que se facultase a la asamblea de En Marea del 15 de marzo para crear un partido instrumental, "por lo menos ahora sí" se va a pedir grupo propio.

Los surrealistas argumentos de EU y Podemos

En este sentido, ha recordado los argumentos de que la clave era que cambiase la correlación de fuerzas en la Mesa y que "no iba a haber mayor problema", discurso que sostuvo, por ejemplo, Yolanda Díaz. Fue "el cuento de la lechera", zanjó Beiras. "Si se hubiese aceptado (el partido instrumental), estaría blindado", juzgó.

Por su parte, la diputada Alexandra Fernández ha reconocido que "se aprendió de la experiencia previa" y se ha mostrado "muy contenta" de que, en esta ocasión, si se vaya a registrar la petición de grupo parlamentario propio, como así recoge el documento político de la coalición.

"Como En Marea defendemos que este espacio político representa el sujeto político gallego y que podamos tener en el Congreso todas las herramientas para llevar todas las demandas gallegas a todos los niveles. Vamos a llegar hasta el último trámite en la defensa del grupo parlamentario", enfatizó Fernández.

El Constitucional como recurso

De hecho, el propio Xosé Manuel Beiras apuntó que se elevaría al Tribunal Constitucional en el caso de que se deniegue por parte de la Mesa.

Para la portavoz de En Marea, rechazar la constitución de un grupo propio por parte de la Mesa para esta coalición sería "absolutamente antidemocrático", puesto que, "como parece", otras fuerzas "que no cumplen las condiciones" sí lo van a tener, en referencia a la antigua Corvengència.

En todo caso, y conscientes de la posibilidad de que se deniegue, Alexandra Fernández ha apuntado que se "empezarían a abrir las negociaciones con Podemos" para saber las condiciones de un grupo confederal. "Somos también conscientes de que partimos de una situación de aprendizaje de la anterior legislatura, de la propia mesa de coordinación, del grupo confederal de diferentes fuerzas", apostilló.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad