Beiras apoyará al juez Luis Villares como candidato de consenso de En Marea

stop

El magistrado lucense se postulará este viernes a las primarias arropado por los alcaldes de las mareas; la tozudez de Podemos abre otra vez la puerta a que se presente en solitario

Antón Gómez Reino, Martiño Noriega, Xosé Manuel Beiras, Yolanda Díaz y Xulio Ferreiro

en A Coruña, 04 de agosto de 2016 (21:49 CET)

Xulio Ferreiro se sale con la suya. La candidatura de las mareas tendrá como fórmula un partido instrumental con dinámica propia y apoyada por los partidos. Y el candidato de consenso será su compañero de profesión, el juez Luis Villares, quien ha comunicado formalmente que se aparta de la carrera judicial para iniciar la carrera política.

Villares, magistrado lucense del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, presentará este viernes su candidatura a las primarias de En Marea en Santiago, contando con el respaldo de los alcaldes y del propio Xosé Manuel Beiras, quien había sopesado la posibilidad de presentarse él mismo.

El tiempo apremia para Villares

Las dudas que mantenía Anova respecto a postular a Villares como candidato a la Xunta no respondían tanto a su perfil profesional, como a que no es una figura conocida en Galicia. El corto periodo de tiempo hasta la cita electoral hace muy difícil que el también portavoz de Jueces para la Democracia pueda hacer el suficiente trabajo de campo para paliar esta desventaja, que no tendría Beiras.

Marea Atlántica argumentaba, sin embargo, que Xulio Ferreiro tampoco era conocido en la ciudad y, pese a ello, logró la alcaldía de A Coruña. Cierto es que estuvo casi un año preparando la candidatura en un ámbito geográfico más reducido.


[Lea Así es Luis Villares, el 'tapado' de En Marea para las autonómicas


En todo caso, las figuras más representativas de la confluencia mostrarán unidad en torno a que Villares sea el candidato de En Marea a la Xunta. De esta manera, las primarias del partido serán un espacio difícil para cualquier otro candidato que quiera hacerle frente.

Para presentarse, el reglamento pactado exige contar con 100 avales, con un mínimo de 20 por cada provincia.


Podemos y En Marea se enrocan

El aparente consenso que ha germinado en torno al nuevo espacio, está pendiente de si Podemos lo dinamita. La formación morada insiste en una coalición 'a la catalana' para confluir con las mareas, pretendiendo conservar su marca y repartir cotas de poder. El partido, de hecho, ha activado sus propias primarias en paralelo a las de En Marea.

Carmen Santos ha alegado ante los socios de la coalición que es la propia dirección estatal la que exige que formen coalición y no se diluyan en el nuevo espacio. 

Fuentes de Podemos Galicia recalcaban a este medio que el partido instrumental está totalmente descartado, casi al mismo tiempo que Xulio Ferreiro y Martiño Noriega rechazaban cualquier posibilidad de negociación para la coalición.

Los alcaldes dan un 'no' rotundo a Podemos

"No se puede abrir una negociación en base a no sé que peso (...) Este es un espacio democrático para reflejar la pluralidad (...) ¿En base a qué, en base a qué pesos?", repetía Noriega ante el asentimiento de Ferreiro. Los alcaldes impulsaron la nueva En Marea precisamente para evitar los acuerdos entre cúpulas que pretende ahora Podemos.

El alcalde de A Coruña fue igual de tajante. "El momento de negociar acabó. La coordinadora provisional ya dijo que no hay espacio para eso", zanjó, reconociendo que era "difícil de explicar" la postura de Podemos.

Tampoco Anova y Esquerda Unida aceptarán que unos se diluyan en el nuevo espacio y otros no. Podemos se ha colocado en la misma situación en la que puso al BNG, obligado a sumarse a un proceso que ya está en marcha, el de En Marea, o seguir su propio camino.

Podemos abre la puerta a ir en solitario

A ello se refirió este jueves Carmen Santos. La secretaria xeral de Podemos en Galicia advirtió que si En Marea no acepta buscar "consensos" para confluir en una coalición "a la catalana", la formación morada "tiene que seguir su camino". "Nosotros seguimos abiertos al diálogo, con la mano tendida", añadió.

El camino de Podemos Galicia sería presentarse en solitario, aunque carece de estructura y de candidatos para ello. Esa opción provocaría una nueva división en el electorado de izquierdas que prácticamente aseguraría la victoria a Núñez Feijóo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad