Beatriz Mato habla de la Operación Zeta: “Nos engañaron a todos”

stop

La conselleira de Traballo asegura que Gerardo Crespo no sólo se 'aprovechó' de la actual Xunta, sino también del bipartito y otras administraciones

Beatriz Mato, conselleira de Traballo | EFE

29 de octubre de 2014 (18:55 CET)

La conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, ha admitido este miércoles que los empresarios implicados en la Operación Zeta, que investiga una supuesta trama de fraude de subvenciones para formación de la Xunta, “engañaron” al Gobierno del que forma parte y también a otras administraciones.

“Nos engañaron a todos. A la Xunta del bipartito, a la Xunta actual, al Gobierno del señor Zapatero, al Gobierno actual y a nueve comunidades autónomas”, enumero ante el pleno del Parlamento, en respuesta a una interpelación de la diputada del BNG Montse Prado.

Precisamente, la nacionalista ha pedido su "dimisión" apelando a la "higiene democrática", a la vista de su relación con el principal imputado en este caso, Gerardo Crespo, y que se constata en "llamadas, correos y mensajes" integrados en el sumario. "Es necesario asumir responsabilidades políticas y usted las tiene en esta trama, y muy relevantes", ha incidido.

Subvenciones desde el bipartito

"Aquí no estamos hablando de amigos ni de simpatizantes, sino de gente que es amiga del que gobierna", ha replicado la titular de Traballo, para quien el grupo de empresas implicadas en este caso "no entiende de color político".

Como prueba de ello, ha vuelto la vista atrás para esgrimir que el Gobierno de coalición PSdeG-BNG también concedió subvenciones a esta trama y que su antecesor en el cargo, el socialista Ricardo Varela, "también recibía correos electrónicos de este personaje", en alusión a Gerardo Crespo.

Responsabilidades


Además, tras explicar los procedimientos para la concesión e inspección de los distintos cursos de formación para parados y para trabajadores, Mato ha reivindicado que la Xunta actual "fue la primera" en introducir la obligación de inspeccionar los planes integrados de empleo --que combinan asesoramiento, formación e integración--.

"Nunca se había hecho un control presencial hasta la llegada de este Gobierno", ha recalcado, sin dejar de hacer hincapié en que el bipartito firmó ayudas por 28,4 millones de euros "sin inspeccionar".

Verificación de fondos


Por la contra, el Ejecutivo que lidera Alberto Núñez Feijóo creó en junio un servicio de control y verificación de fondos y, en mayo de 2011, pidió "más personal" para ese departamento, que se incorporó en septiembre de ese año. Ese equipo, según ha indicado, fue el que "detectó irregularidades" en cinco empresas, que se remitieron a la Fiscalía.

Meses después, según su relato, la Policía "solicitó esos cinco expedientes" e "información de 21 empresas más". En este punto, la conselleira ha sostenido que, de no haberse puesto esos mecanismos de inspección, "nunca se habría descubierto" la Operación Zeta.

Así las cosas, la titular de Traballo ha preguntado directamente a Montse Prado: "¿Me pide responsabilidades a mí? ¿Qué le pide entonces a su formación política, que cuando gobernaba no miraba?".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad