Batacazo de la 'nueva política' en Galicia

stop

El PP gana con claridad y el PSdeG recupera el liderazgo de la oposición; En Marea naufraga y pierde uno de sus diputados en Ourense; el voto útil acaba con Ciudadanos

Los alcaldes 'del cambio' en un acto de En Marea celebrado este miércoles en Santiago | EP

en A Coruña, 26 de junio de 2016 (22:55 CET)

El PP reaccionó en España y también en Galicia. Núñez Feijóo afrontará las elecciones autonómicas con una victoria en la retina a costa de la nueva política. En Marea perdió un diputado en Ourense, la tierra del imputado José Manuel Baltar. Le faltaron 1.600 votos. Y Ciudadanos desapareció de Galicia, al perder el escaño que obtuvo el 20-D por A Coruña, el lugar donde estalló la guerra interna después de que la dirección relevara al número uno de la lista, Antonio Rodríguez, para colocar a dedo a José Canedo.

Los dos escaños volvieron a la cartera de Rajoy, que se llevó en Galicia más del 40% de los votos. La otra victoria de la noche fue para el PSdeG, que recuperó su posición de liderazgo en la oposición. Se había quedado a 60.000 votos de distancia de En Marea en diciembre y los recuperó todos. En la antesala de las autonómicas, Alberto Núñez Feijóo y Xoaquín Fernández Leiceaga se colocan en los primeros puestos en la salida.

Resultados con el 99,9% escrutado

PP - 12 diputados con el 41,5% de los votos

PSdeG - 6 diputados con el 22,2% de los votos

En Marea – 5 diputados con el 22,1% de los votos


El PSOE, pese a todo, perdió votos

La dinámica en Galicia fue muy similar a la del conjunto de España. El PP obtuvo la mayoría de votos en todas las ciudades apoyado en el descalabro de Ciudadanos. En Marea resiste como segunda fuerza más votada en cinco ciudades, Ferrol, A Coruña, Santiago y Vigo, el reino de Abel Caballero, pero se dejó votos en todas las plazas urbanas. Los socialistas son segunda fuerza en Lugo y Ourense.

A pesar de ello, el partido socialista ha seguido perdiendo votos de los gallegos, algo más de 6.000 respecto al 20 de diciembre. Ha sido el descalabro de la nueva política, con En Marea (68.000 votos menos) y Ciudadanos (15.000 votos menos) lo que le ha permitido mantener su posición.

¿Reformas en En Marea?

El golpe a las mareas es notable en una campaña distinta a la de diciembre. Pablo Iglesias no estuvo en Galicia, la llamada al voto nacionalista perdió intensidad tras el fracaso del grupo gallego en Madrid y se desdibujó en las disputas internas el referente de Xosé Manuel Beiras. El voto perdido del BNG, que siguió cuesta abajo, no ayudó nada a la coalición de Anova, Esquerda Unida y Podemos.

Tampoco ayudaron las mareas municipales. En la ciudad de A Coruña, En Marea perdió 8.000 votos; en Santiago, casi 3.000 papeletas; y en Ferrol algo más de 3.500. El diputado perdido por Ourense deja sin asiento a David Bruzos.

La coalición afronta ahora la decisión de cómo articular su voz en el Congreso integrada en un Podemos en horas bajas y cómo implementar su candidatura a la Xunta tras el batacazo, arrancando a la zaga del PSOE.

¿Revolución en Ciudadanos?

El otro gran derrotado de la jornada es Ciudadanos. Albert Rivera estuvo en Galicia pero el voto útil al PP acabó con sus aspiraciones. Los dos números uno vinculados a decisiones de la dirección, María Rey en Pontevedra y José Canedo en A Coruña, fracasaron.

Albert Rivera podría decidir, otra vez, dar una vuelta de tuerca más a la cúpula del partido en la comunidad después del golpe del 26J y de la guerra interna que brotó en A Coruña.

Feijóo ya tiene sus armas

De la crisis de la formación naranja y la resurrección de Rajoy ha tomado buena nota Feijóo, que ya tiene las armas para afrontar las autonómicas. Apelar al voto útil contra Ciudadanos funcionó. El brexit y el populismo contra En Marea, está por ver, pero si la coalición se descalabra por sí sola mejor que mejor.

El presidente de la Xunta fue claro en su valoración de los resultados. Dijo estar "esperanzado" de conseguir el próximo otoño la mayoría absoluta en Galicia. Hace solo unos meses el discurso era que tenía la mano tendida para gobernar con Ciudadanos. El 26-J ya cambia los discursos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad