Barra libre de contratos temporales 

stop

REFORMA LABORAL

Zapatero habla con Duran i Lleida en el Congreso

24 de agosto de 2011 (11:42 CET)

En los próximos dos años los empresarios podrán encadenar los contratos temporales a sus trabajadores sin límite. Esta es una de las medidas que el Gobierno prevé aprobar este viernes en un nuevo decreto ley para hacer frente a la situación económica y propiciar la contratación. España tiene una de las tasas de paro más elevadas de toda la Unión Europea: el 20,89% en el segundo semestre, cuando disminuyó cuatro décimas. Precisamente, la desocupación es una de las lacras que más han influido en la crisis de credibilidad de la economía española en los parquets.

En el borrador del texto que valorarán los ministros del gabinete de Zapatero, que ha divulgado el periódico Público, se deja claro que con la entrada en vigor de la norma no habrá ningún límite de tiempo para que una misma persona tenga varios contratos temporales, consecutivos o no, incluso de una misma empresa. Hasta la fecha, tenían que pasar a ser empleados fijos si a lo largo de más de 30 meses tenían una relación laboral temporal que superara los 24 meses. Seguidos o no.

Eso sí, la suspensión del artículo 15.5 del Estatuto de los Trabajadores, el epígrafe que limita el tiempo que se pueden encadenar contratos temporales, sólo estará vigente dos años. En este periodo de tiempo también se elimina la capacidad de los sindicatos de vigilar que no se esté usando de forma abusiva este tipo de relación laboral en el marco de la negociación colectiva.

Formación hasta los 30 años

Los contratos de formación también se modificarán. Los socialistas quieren ampliar la edad en que está permitido este tipo de relación laboral de los 25 años actuales hasta los 30. Es la segunda vez en un año que el Gobierno toca las condiciones de esta tipología de empleo, anteriormente prolongó la edad de los 21 a los 25 años. Las condiciones laborales serán las mismas que ahora: jornadas que no superen el 75% de lo que se establece en los convenios pertinentes; sin horas extras, turnos rotativos o jornadas nocturnas; y con un salario que nunca será inferior al mínimo interprofesional y se regulará en convenio sectorial.

A su vez, los empresarios que contraten y formen a empleados podrán reducir las cuotas empresariales entre el 100 y el 75%, dependiendo del número de trabajadores en plantilla. Los trabajadores podrán reducir el 100% de las cuotas que paguen a la Seguridad Social y tendrán derecho a paro.

Por otro lado, el decreto ley que prepara el Ejecutivo no modificará los contratos a tiempo parcial. Asimismo, se prorrogará la ayuda de 400 euros que cobran las personas en paro que hayan agotado los subsidios o no tengan derecho a ellos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad