Manuel Baltar y Alberto Núñez Feijóo

Baltar prepara la batalla para suceder a Feijóo

stop

El presidente de la Deputación de Ourense busca apoyos para presentarse al congreso que debe convocar el PP si se marcha Feijóo

en A Coruña, 13 de junio de 2018 (05:00 CET)

Si Alberto Núñez Feijóo hace las maletas en dirección a Madrid dejará mucho espacio libre en Galicia. Eso debe pensar el presidente de la Deputación de Ourense, quien entre el nerviosismo generalizado que inunda al PPdeG, ha visto la posibilidad de escalar peldaños desde su cómoda posición institucional, con un amplio poder y respaldo que hunde sus raíces en el prolongado mandato de su padre en la provincia ourensana.

Manuel Baltar está dispuesto a dar la batalla por la capitanía general de los populares gallegos, el puesto vacante que dejaría Feijóo si consigue ganar el pulso para suceder a Mariano Rajoy. Baltar comenzó a moverse la semana que el expresidente del Gobierno dimitió, en un camino que había allanado tiempo atrás. El pasado fin de semana tomó la decisión de competir por la presidencia del PPdeG, contando, dicen sus afines, con varias bazas en su mano.

El rival necesario de Feijóo

Por un lado, la falta de dirigentes con un fuerte perfil político en el Gobierno de Núñez Feijóo. Por otro, el título de ser el presidente de la única Diputación que conserva el PP en Galicia. Sería imposible entender las mayorías absolutas de Feijóo sin los votos que recoge Baltar en Ourense.

Los problemas de Baltar, quien logró ganar un pulso electoral a Feijóo cuando este impulsó a Juan Manuel Jiménez Morán en 2010 para liderar a los populares ourensanos, son conocidos, pues su imagen se vio deteriorada por varios procesos judiciales que le afectaron a él o a su familia.

El más mediático, la investigación por acoso sexual, tráfico de influencias y cohecho a raíz de la denuncia de una mujer, quien lo acusaba de ofrecerle un puesto en la Diputación a cambio de favores sexuales. La causa quedó archivada en la Audiencia Provincial, pero las grabaciones presentadas por la denunciante se escucharon en toda Galicia.

Baltar and friends

Manuel Baltar, entre Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy, en la junta directiva del PP en Madrid

Los puntos de apoyo

A pesar de ello, Baltar, hijo del autodenominado “cacique bueno”, José Luis Baltar, tiene camino andado. Ha hecho lo posible por mejorar su imagen tanto en Ourense como en Santiago, donde cuenta con el respaldo del presidente del Parlamento, Miguel Santalices, figura clave a la hora de sondear los apoyos para el presidente de la Diputación de Ourense.

También podría contar con el respaldo de Elena Candiá, quien por un breve periodo de tiempo, hasta que una moción de censura le arrebató el cargo, fue presidenta de la Diputación de Lugo. Candiá está lejos del círculo de afines a Feijóo desde que el presidente de la Xunta se posicionara en favor de Raquel Arias en la carrera por liderar a los populares lucenses, una lucha que generó una importante división en el partido.

Hemeroteca

Xunta Feijóo PP
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad