Javier Ferreira, durante la presentación del avance del informe jurídico sobre la devolución del Pazo de Meirás, este martes en la sede de la Deputación de A Coruña

El Pazo de Meirás: solo un juez puede forzar su devolución

stop

El informe jurídico encargado por la Xunta pro Devolución señala a la Justicia como "opción necesaria" para la devolución del Pazo de Meirás al dominio público

Economía Digital Galicia

Javier Ferreira, durante la presentación del avance del informe jurídico sobre la devolución del Pazo de Meirás, este martes en la sede de la Deputación de A Coruña

A Coruña, 27 de febrero de 2018 (12:47 CET)

La vía judicial, tanto civil como administrativa, es "una opción necesaria" para lograr la devolución del Pazo de Meirás al dominio público. Ésta es una de las conclusiones del informe jurídico encargado por la Xunta pro Devolución do Pazo que ha avanzado este martes uno de sus autores, el experto en derecho administrativo de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) Javier Ferreira.

En un acto en el que también estuvo presente la vicepresidenta de la Deputación de A Coruña, Goretti Sanmartín, el profesor de la USC apuntó algunas de las claves del proceso para recuperar la titularidad del inmueble, en manos de la familia del dictador Francisco Franco, y que, en opinión de los autores del informe, debería formar parte del Patrimonio Nacional del Estado.

Se basan para ello en el hecho de que la donación del pazo se materializa en el año 1938, con una aceptación de la misma firmada por el propio Francisco Franco en diciembre de ese mismo año, y con el Jefe de Estado como único destinatario, lo que implicaría que el bien debería formar parte de Patrimonio Nacional, como otros inmuebles y posesiones, entre las que Ferreira citó el Mercedes que Hitler regaló a Franco y que cuenta con esta consideración.

Sin embargo, en el año 1941, justo después de promulgar una nueva Ley de Patrimonio (1940) se realiza una "contrato simulado" de compraventa del Pazo de Meirás, que ya estaba siendo usado "de facto" por el dictador para actos institucionales como audiencias o consejos de ministros. En esa operación hay dos datos que llaman la atención a los juristas: "el precio inicial es muy bajo y, además, no se entrega cantidad alguna ante notario". "Es una escritura ficticia", apunta Ferreira, y lo bueno para sus intereses es que "la acción para poder negar esa venta es imprescriptible", por lo que se puede intentar recuperar por esa vía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad