Imagen de controles en las afueras de la ciudad de Lugo

Atascos en las ciudades gallegas tras la orden de cierre de la Xunta

Los viales de acceso a las siete ciudades gallegas han protagonizado atascos kilométricos por los controles realizados para evitar salidas no justificadas

El cierre perimetral de las siete ciudades gallegas decretado por la Xunta de Galicia deja estampas de atascos kilométricos en sus principales accesos. Pese a que la medda se anunció con poco más de tres de horas de antelación, lo que dificultó que muchos decidiesen hacer sus desplazamientos antes del inicio de las restricciones, los viales de acceso y salida de A Coruña, Ferrol, Lugo, Pontevedra, Santiago, Vigo y Ourense han dejado importantes caravanas de coches.

[elated:1]

Esta situación se explica, en parte, por las revisiones de documentación y los controles barrera que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han venido aplicando para asegurar que se acatan las normas de obligado cumplimiento se suceden. Algunos conductores han mostrado su sorpresa al toparse, volante en mano, con los controles de las fuerzas de seguridad y conocer el motivo, pues se trata de una hora en la que son muchos los que salen de sus puestos de trabajo con la intención única de regresar a sus domicilios, los cuales no siempre están ubicados en el lugar en el que cada uno desempeña su labor profesional.

"Yo me he acercado a Compostela a comprar un regalo para mi hijo pero soy de Lousame y quiero tener los pies en mi hogar sin que esto me pille en pleno trayecto", ha contado a Efe Álvaro, un hombre recién jubilado que se desplazó a la capital gallega para recoger un presente que había encargado para uno de sus dos vástagos antes de la entrada en vigor de las restricciones.

El impacto de la medida

La aplicación de estos cierres perimetrales con escasa antelación sí ha impactado en las floristerías, que han sufrido cancelaciones. "Si la visita a los cementerios por las medidas anticovid este año ya no iba a ser igual, ahora con mayor motivo, pues con la imposibilidad de desplazarse de las urbes al rural para detener la propagación del virus, mucha gente no podrá siquiera acudir al camposanto", señala Alicia, una mujer que regenta uno de estos negocios.

La Xunta, que se ha decantado por un endurecimiento asesorada por el comité clínico de expertos, ha pedido expresamente a los universitarios que no regresasen a sus lugares de origen, para no exponer a sus familiares, pero en estaciones como las de Santiago tal consejo no ha surtido efecto, pues son muchos los alumnos que se han subido a los distintos trenes.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad