Arranca una campaña marcada por los recortes y las reivindicaciones laborales

stop

Feijóo defendió la mejor situación de Galicia con respecto al Estado, y la oposición cargó contra las políticas de Rajoy

Pegada de carteles del PP gallego

05 de octubre de 2012 (01:42 CET)

A las 00:00 horas de este viernes arrancó la campaña de las elecciones gallegas más abiertas de la historia. Abiertas por el mayor número de partidos que se presentan y que aseguran sus opciones de entrar en el Parlamento gallego y también marcadas fundamentalmente por el momento económico, los recortes y la sombra del rescate sobre España.

Conscientes al máximo de la situación, en las tradicionales pegadas de carteles que tuvieron lugar en toda Galicia, los principales líderes políticos hicieron referencia a la situación económica constantemente.

Galicia, mejor que el resto

El presidente de la Xunta y candidato a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, tiene bien claras sus bazas. Si en 2009 apeló a la austeridad como medida para paliar la crisis y cargó contra el “despilfarro” que en su opinión, representaba el gobierno de Emilio Pérez Touriño, ahora el discurso es claro: Galicia está mejor que el resto de España.

En un acto en el Hotel Monumento San Francisco, en Compostela, Feijóo ha pedido “el voto de la estabilidad, de la unidad y del crecimiento para que Galicia siga respondiendo primero a los retos con soluciones”. “A lo largo de estos cuatro años, Galicia se anticipó al resto de España y ahora está por delante”, ha afirmado Feijóo, a quien sus rivales acusan de querer esconder las siglas del PP en esta campaña para que no se relacione con las medidas impopulares del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

PSOE y BNG

Precisamente, la estrategia socialista se basa en incidir en los recortes y polémicas medidas que está llevando a cabo el Gobierno popular. Esa tipo de campaña fue precisamente la que sufrió el propio PSOE gallego en las municipales de 2011, cuando los mítines del PP se centraban más en las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero que en las de sus rivales políticos a nivel local.

El candidato a la presidencia, Pachi Vázquez, pidió el voto para evitar un Gobierno autonómico que “siga llevando sufrimiento” y poder contar con uno que “se rebele contra los engaños de Mariano Rajoy”. “Esta en juego contar con un Gobierno que destruya la sanidad y la educación pública o uno que apueste por ambas”, incidió Vázquez.

En candidato del BNG a la presidencia, Francisco Jorquera, también llevó a cabo un discurso en clave económica. Como tradicionalmente, los nacionalistas tratarán de llevar adelante una campaña en la que muestren al Bloque como el partido más cercano a los sectores productivos de Galicia. “Feijóo tuvo su oportunidad y la desaprovechó, batió el récord de parados, pues 113.000 personas perdieron su trabajo durante la legislatura, triplicamos la deuda, 60.000 jóvenes emigraron, los astilleros no construyen barcos y los ganaderos venden la leche a precio más bajo que el resto del Estado”, indicó.

Anova y Compromiso


Xosé Manuel Beiras, el candidato por Alternativa Galega de Esquerdas también centró su discurso de apertura de campaña en las políticas de Mariano Rajoy. “Hay que parar al PP. Se toman decisiones en instancias que nadie ha elegido consumiendo el dinero de nuestros impuestos. En el PP actúan como ventrílocuos de los grandes poderes de la banca donde están instalados los auténticos ladrones”, declaró.

En la pegada de carteles de Compromiso por Galicia, el candidato Xoán Bascuas, abogó por poner “la economía al servicio de las personas”. Previamente, el cabeza de lista por Pontevedra, Rafael Cuiña, se presentó como “un modesto empresario” cuya intención es ejercer “la defensa de los empresarios, las pymes, los autónomos y los sufridores de esta tierra”.

Protestas en campaña

Pero los actores de esta campaña electoral no solo son los políticos, también estará marcada por las reivindicaciones laborales en muchos sectores que ya han anunciado que emplearán las elecciones para que sus protestas se escuchen más. La jornada del jueves estuvo marcada en Galicia por las manifestaciones de trabajadores del naval en Ferrol, de ganaderos en Santiago y de pescadores en Pontevedra.

De hecho, los trabajadores del naval en Ferrol se concentraron durante los actos de inicio de campaña ante las puertas del hotel Almirante, donde realizaba su acto el PP. Con pitos, petardos y una cacerolada se abrió así la campaña electoral.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad