Arco Iris propone la creación de un banco de ganado para evitar el sacrificio de vacas

stop

La asociación ecologista critica el "fracaso estrepitoso" del servicio de inspección del Seprona y de la Xunta y exige cambios en la Consellería por la "ineptitud" de sus responsables

Clun quiere que la cita tenga carácter bianual

en A Coruña , 25 de abril de 2016 (01:17 CET)

La aparición de vacas muertas y en mal estado en varias explotaciones de Galicia ha servido para dar la voz de alarma sobre la situación extrema en la que están inmersas cientos de granjas en toda la comunidad. Para evitar que los ganaderos tengan que recurrir al sacrificio de los animales, la asociación ecologista Arco Iris propone la creación del Banco de Ganado.

Este organismo, "al estilo del Banco de Terras diseñado en tiempos del bipartito" se encargaría, por un lado, de detectar las situaciones de riesgo en las explotaciones y, por otro, recolocar el ganado que sus dueños no son capaces de mantener.

Cambios en la Consellería

Para esta asociación, la medida tendría que venir precedida de una "urgente" modificación del organigrama de la Consellería de Medio Rural, "porque se ha demostrado la ineptitud de sus responsables". "Venir a estas alturas con la excusa de que los ganaderos implicados no habían solicitado ayuda a la Xunta no es sino una excusa de mal pagador", señala la organización en un comunicado en relación a las declaraciones de Ángeles Vázquez del pasado sábado.

En este sentido, Arco Iris denuncia el "fracaso estrepitoso" de los servicios de inspección del Seprona y de la Xunta, que reconocen llevar años investigando estos asuntos sin conseguir ofrecer alternativas viables a los afectados.

Explotaciones en las últimas

La asociación asegura tener constancia a través de una empresa de servicios veterinarios del "elevado grado de degradación" de muchas explotaciones de tamaño medio cuya viabilidad es nula. Además, apunta que en los últimos años, además de la muerte de animales, se han registrado suicidios de propietarios de explotaciones e incluso de veterinarios "que han tenido que asistir a la decadencia imparable de su medio de vida".

Todas estas circunstancias constatan, a su juicio, que existe un fallo estructural cuya identificación y solución "no pueden esperar más".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad