Vista nocturna del incendio forestal que castiga nuevamente al municipio orensano de Lobios, en pleno parque natural del Xurés. Permanece activo un nuevo incendio, de grandes dimensiones, en Lobios que afecta a más de setenta hectáreas en el Xurés. EFE/ B

Arco Iris exige que se retire al Xurés la condición de parque natural

La asociación ecologista Arco Iris trasladará a la Unión Europea una solicitud formal para que se retire la condición de parque natural del Xurés

Los repetidos incendios forestales provocados por manos criminales durante los últimos años han causado tal impacto ambiental al Xurés que se hace necesario revisar su permanencia como parque natural. Así lo entiende Arco Iris. Las privilegiadas condiciones ecológicas como zona de transición eurosiberiana-mediterránea que motivaron su declaración han dejado en gran parte de existir y han sido sustituidas por un enorme erial chamuscado de cuya regeneración es muy razonable dudar, mantiene la asociación ecologista. En tal sentido, Arco Iris trasladará a la Unión Europea una solicitud formal.

Para la inclusión de un territorio en la Red Natura 2000 se deben de cumplir una serie de factores y parámetros muy exigentes, explican. En estos momentos y después de que el fuego haya calcinado tan solo este año más de 3.000 hectáreas de monte (incluida la zona de Reserva Integral), el Xurés ha dejado de existir y tan solo cabe la posibilidad de declararlo como zona de catástrofe ambiental, y suprimir su calificación como parque natural y proceder a redactar un plan de regeneración a medio y largo plazo que intente recuperar en parte su antiguo esplendor, ya perdido.

La incapacidad de la Xunta

La incapacidad e impotencia de los poderes públicos para impedir que esta joya natural haya desaparecido es indiscutible. Mientras el Xurés ha sufrido devastadores incendios año tras año, la Xunta ha sido incapaz de aprobar un plan de gestión de recursos naturales, obligatorio por ley.

La impunidad de los incendiarios está garantizada, más aún después de las muy desafortunadas declaraciones del Núñez Feijóo, en las que dejaba claro que los incendios provocados son un “clásico” en Galicia, dando por hecho la imposibilidad de acabar con ellos y dando alas a los criminales. “Convertir al terrorismo ambiental en algo comparable a la orquesta Panorama o la empanada de xoubas no puede dejar a nadie impasible y exige exhaustivas explicaciones, una adecuada penitencia y, sobre todo, un propósito de enmienda creíble”, añade Arco Iris en una nota.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad