Apatía en el PSOE en la votación del acuerdo con Ciudadanos

stop

La secretaria general andaluza, Susana Díaz, apenas prestó atención a la consulta

Papeletas de la consulta socialista. / EFE

en Barcelona, 27 de febrero de 2016 (18:58 CET)

Los votantes del PSOE concurren en cuentagotas a ratificar (o rechazar) el acuerdo que el Partido Socialista había firmado con Ciudadanos para lograr la investidura de Pedro Sánchez. Pese a los llamados de la dirección a la militancia, un relevamiento de EFE precisa que la afluencia a las urnas es escasa entre los casi 190.000 afiliados del partido. Y para los más cómodos que preferían votar por internet, apenas el 8% se inscribieron para emitir su voto telemáticamente.

El 30 de enero Pedro Sánchez había propuesto ante el Comité Federal realizar una consulta a las bases si es que lograba algún acuerdo. La propuesta se leyó como una forma de esquivar el poder de los barones socialistas, que marcaban cada paso que daba el secretario general.

Díaz ni dice qué ha votado

 Aunque no sea vinculante, este desafío fue aceptado por los diferentes secretarios generales. Ante el público, todos dieron su apoyo y fueron a votar. Pero cada uno se encarga de recordar que mantiene su cuota de poder y decisión.

Es lo que ha hecho Susana Díaz, secretaria general de la formación andaluza: no reveló qué votaría y durante toda la jornada no dijo ni una palabra de apoyo a la consulta. Apenas dijo que era necesario "tener un presidente como Sánchez que ponga rumbo al país", y luego se dedicó a participar de los actos previos del Día de Andalucía, que se celebra el domingo.

Sánchez busca confirmar su poder

Sánchez convocó a los militantes a votar "con orgullo", y llamó "al resto de las fuerzas del cambio" a que le den su apoyo en el próximo debate de investidura, que muy probablemente sea el sábado 5 de marzo. El mensaje, aunque sin citarlo, iba dirigido a Podemos, que han tras la firma con Ciudadanos han decidido cerrar las puertas de los despachos y negarse a cualquier tipo de negociación con los socialistas.

Esta consulta servirá para ver si el candidato a presidente conserva su poder en las bases socialistas. La dirección del PSOE teme que la propuesta de suprimir las diputaciones provinciales, que fue rechazada por casi todos los presidentes regionales socialistas, se convierta en un búmeran en contra de las aspiraciones de Sánchez.

En tanto, sin tanta necesidad de ir a las urnas, el Consejo General de Ciudadanos ratificó por unanimidad el acuerdo de Gobierno con el PSOE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad