Anxo Quintana: "Me doy de baja en el BNG, que no de nacionalista" 

stop

El ex vicepresidente de la Xunta ha remitido su baja a la organización tras casi 40 años de militancia 

Anxo Quintana en una imagen de archivo

en A Coruña, 03 de marzo de 2016 (13:00 CET)

El exvicepresidente de la Xunta y el que fuera portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, ha remitido su baja en la organización frentista, en la que militó casi 40 años.

"Me doy de baja del BNG, que no de nacionalista, y aunque hoy no haya ningún partido en nuestro país desde el que lo pueda hacer, mi voluntad estará siempre dispuesta a colaborar en la construcción nacional de Galicia", ha subrayado Quintana en su despedida, insinuando la necesidad de un instrumento político nuevo.

Quien fuera vicepresidente de la Xunta con el bipartito presidido por el socialista Emilio Pérez Touriño decidió comunicar este paso a la organización del BNG y con un escrito a la militancia de Allariz, su localidad natal y de la que fue alcalde.

Despedida

En el escrito dirigido al la responsable local del BNG, al que ha tenido acceso Europa Press, pide que se "informe de la decisión a la militancia" y a los "compañeros de la comarca". "En todos estos años, tuve la oportunidad de vivir momentos políticos muy diferentes. Desde la casi marginalidad de los comienzos hasta el nacionalismo de hoy que, pese a todas las dificultades electorales. goza de una importante introducción social y presencia institucional", comienza la carta.

Quintana argumenta que, en todos los casos "procuró siempre colaborar con el proyecto", desde su "humilde aportación personal como militante". "Unas veces me tocó ser militante de base y otras ocupar importantes responsabilidades. De todas las etapas guardo grato recuerdo y agradecimiento para la organización y los compañeros que me otorgaron tan alta representación y con los que compartí trabajos, ilusiones, alegrías y pesares", señala.

No comparte el proyecto "ni en la forma, ni en el fondo"

Sin embargo, apunta que las organizaciones son "instrumentos de adscripción voluntaria" para poner en práctica un proyecto político y que "la participación en ellas no puede estar motivada únicamente por sentimientos de amistad y recuerdos de tiempos pasados". "Y cuando la visión crítica de la organización, en vez de excepción, se convierte en norma, es síntoma de que estás en el sitio equivocado", ha argumentado.

Anxo Quintana explica en la carta que por sus manifestaciones en las "pocas reuniones" a las que pudo asistir, no comparte "ni en la forma, ni en el fondo ni en la táctica, ni en los objetivos estratégicas el proyecto político del BNG de hoy". "Y por eso que, por honestidad conmigo mismo y con la organización, solicito mi baja como militante", agrega.

Más bajas

Antes de la asamblea del pasado domingo 28, personas próximas a él, como es la exdiputada Ana Luisa Bouza ya había causado baja en la organización. También había sido miembro del gobierno bipartito con Anxo Quintana y miembro de la Executiva del BNG.

Ana Luisa Bouza había fundado, junto al exportavoz parlamentario del BNG con el bipartito, Carlos Aymerich, el grupo Abrente. Este colectivo interno nació después de que se escindiesen del BNG las bases de Máis Galiza --que en alianza con el Encontro Irmandiño de Xosé Manuel Beiras disputó la hegemonía a la UPG y sus colectivos afines en la asamblea de Amio de 2012--.

Sin embargo, los propios miembros de Abrente tomaron caminos diferentes al respecto de la concepción del futuro del proyecto nacionalista. No obstante, también Carlos Aymerich anunció su baja en el BNG en la propia asamblea del pasado domingo 28 de febrero, en la que, frente a la postura de Bouza (que ya se dio de baja antes) o Quintana, que ya no participó de forma "activa" --como él mismo había avanzado--, presentó un voto particular que defendió ante el plenario antes de abandonar la formación frentista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad