Ángel Currás dimite como concejal en Santiago sin lograr refugio en Tragsa

stop

Tras frustrarse su puesto en la empresa pública, el edil, imputado en la 'Pokémon', regresa a la docencia

Ángel Currás, ex alcalde de Santiago | EFE

10 de noviembre de 2014 (11:59 CET)

Tras un pulso de meses con su propio partido, el ex regidor de Santiago, Ángel Currás, ha presentado este lunes su dimisión como concejal de Relaciones Institucionales en el ayuntamiento a través de un comunicado.

Currás se marcha del concello liderado por Agustín Hernández sin conseguir su objetivo de buscar acomodo en otra institución. Lo intentó con la compañía pública Tragsa, donde todo apuntaba que sería delegado en Galicia, si bien el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, desmintió que fuera a conseguir ese puesto. Cobraría casi el doble que el máximo mandatario gallego, a pesar de estar imputado judicialmente en una operación de corrupción.

Tras frustrarse su aventura en Tragsa, el ex regidor, que sustituyó a Gerardo Conde Roa al frente del consistorio compostelano, regresa a la docencia.

"Sin presión"

Currás ha asegurado que adopta esta decisión "libremente" y "sin presión" de su partido, después de que el pasado mes de junio fuese forzado a dimitir como regidor tras la profunda crisis que provocó en el Gobierno compostelano del PP la inhabilitación de siete concejales, que se sumó a la dimisión de otros dos ediles.

Con el abandono de Ángel Currás, en el Ayuntamiento compostelano sólo queda desde principios del actual mandato la concejal Reyes Leis, a quien el exalcalde también informó de su renuncia como concejal tras habérsela comunicado a su sucesor en la alcaldía, Agustín Hernández.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad