Ángel Currás dice que hay “pequeñas diferencias” en el PP de Santiago

stop

El alcalde compostelano niega una ruptura en el grupo de gobierno tras su imputación en la ‘Operación Pokemon’

El alcalde de Santiago, el popular Ángel Currás

19 de enero de 2013 (15:04 CET)

Ángel Currás ha admitido que hay “pequeñas” diferencias en su grupo de gobierno tras su imputación en la ‘Operación Pokemon’ por presunto tráfico de influencias. Junto a él, también ha sido imputada la edil de educación, Rebeca Domínguez, por el mismo delito.

Para el regidor compostelano, sin embargo, “no hay desgobierno en modo alguno, y eso se puede ver en que cada día todos los concejales están trabajando en sus respectivas áreas y resolviendo los problemas". Las ligeras discrepancias se deben, según Currás, a la "situación actual tras la imputación del alcalde y de una concejala”, pero ha considerado que "lógicamente serán superadas", por lo que "no habrá problema alguno de cara al futuro", manifestó.

Unidad o división

De esta manera, Currás ha intentado zanjar las dudas surgidas tras la reunión del grupo de gobierno el pasado lunes. Varios concejales aseguraron que se llevó un expediente sobre una deuda del Ayuntamiento de Santiago con la empresa Sermasa --que pertenece al principal grupo implicado en la ‘Operación Pokémon’, Vendex--.

El alcalde de Santiago ha asegurado que fue una reunión como a las que "asiste todos los días" para resolver los problemas de la ciudad. "Ahora calificar de polémica una reunión que lo que pretende es resolver un problema, pues no", sentenció.

Currás insistió en la “unidad” del partido, más allá del recelo que despierta la apertura de un proceso judicial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad