Ana Pastor, presidenta del Congreso, durante su intervención en la comisión sobre el accidente de Angrois

Ana Pastor se demarca del PP: “Jamás atribuí a nadie el accidente”

La presidenta del Congreso rechaza haber obstruido la investigación del accidente de Angrois y haber filtrado la grabación del maquinista a los medios

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, compareció en la comisión de investigación sobre el accidente de Angrois con una actitud radicalmente opuesta a la de sus compañeros de Gobierno y partido, incluso a la que había mostrado momentos antes el socialista José Blanco. La ex ministra de Fomento no interpreta nada, no valora las decisiones u opiniones de nadie, no se mete en el trabajo de nadie.

Durante su intervención dejó como única crítica que la CIAF (la comisión de investigación del accidente) no acompañara a las víctimas “porque ya lo estaba haciendo el Ministerio de Fomento”, lo que le parece un aspecto a mejorar. Si le preguntaban sobre cómo sus compañeros de partido insistieron en que no era un accidente de alta velocidad hasta meses después del siniestro, alega que ella nunca se pronunció al respecto, que “jamás” hizo declaraciones que apuntaran a ningún culpable y que nunca las iba a hacer. Si alguien había construido un relato --lo que le parece propio "de otros régimenes"-- para apuntar a la culpabilidad del maquinista fue cuando ella estaba ocupada atendiendo a las víctimas.

Pastor negó que participara de un relato oficial para hacer ver que el exceso de velocidad fuera la causa única del accidente. “Jamás con mis palabras hice una atribución a nadie del accidente”, enfatizó repitiendo en varias ocasiones el “jamás·.

La grabación filtrada

Tampoco tomó parte, según asegura, de la filtración de la  grabación del maquinista tras el accidente a la prensa. En ese audio, Francisco Garzón reconocía el exceso de velocidad al llegar a la curva de A Grandeira, pero no aludía a las advertencias sobre el riesgo del tramo, lo que sí sucedía en la grabación completa.

Ana Pastor dijo que en ese momento, con “días duros” y “noches sin dormir”, estaba atendiendo la crisis y ni siquiera tenía tiempo para leer la prensa. “¿Cree usted que en esos momentos yo iba estar pendiente de pasar una grabación a los medios de comunicación?”, le dijo a la diputada Alexandra Fernández. Sí que reconoció que en algún momento le comentaron que había una grabación del maquinista y que su orden fue: “Si hay una grabación del maquinista que se la hagan llegar al juez”.

La ex ministra de Fomento rechazó hacer valoraciones sobre el informe de la CIAF y la opinión discrepante de la Agencia Ferroviaria Europea (ERA). “Respeto mucho sus conclusiones y no debo y no puedo entrar a valorarlas”, resolvió.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad