Ana Botella estaba de brunch mientras Carmena la esperaba para declarar

stop

La exalcaldesa de Madrid prefirió un desayuno tardío en la calle Serrano antes que asistir a la comisión que investiga la venta de pisos protegidos a fondos buitre

Botella de 'relaxing cup' en la calle Serrano.

Madrid , 17 de junio de 2016 (19:53 CET)

La exalcaldesa de Madrid, Ana Botella, disfrutaba de un relajado brunch, un exquisito término medio entre desayuno y comida, en la terraza del restaurante Hevia mientras una comisión de investigación la esperaba para que rindiera cuentas por la venta de viviendas protegidas del Ayuntamiento a los fondos buitre.  

Ningún representante del Partido Popular aceptó comparecer a la comisión, un desplante que ni la propia Esperanza Aguirre se atrevió a hacerle a la comisión de la Asamblea de Madrid que la obligó a comparecer para interrogarla sobre los casos de corrupción del Partido Popular en la Comunidad de Madrid.

De terracitas por Serrano  

La comparecencia a estas comisiones no es obligatoria, por lo que Botella optó por pasar su tiempo relajada en plena calle Serrano antes que asistir al "interrogatorio inquisidor" de los miembros de Ahora Madrid.  

Botella no escondió su cita con una amiga en plena calle Serrano, donde fue fotografiada a las 11:20 de la mañana de este viernes. Mientras untaba tomate en las rodajas del preciado pan del restaurante Hevia, la comisión de investigación del Ayuntamiento esperaba sus explicaciones sobre la polémica venta de las viviendas que fueron construidas para realojar a las familias necesitadas que ahora echan a la calle los fondos buitre.  

"Boicot político"  

Además de Botella, estaban llamados a declarar la ex delegada de Urbanismo y ex presidenta del Consejo de Administración de EMVS, Paz González, el ex consejero delegado de la EMVS, Fermín Oslé, los concejales populares Pablo Cavero (ex consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda) y Borja Carabante (ex viceconsejero de Transportes); y el ex director de Vivienda de la Comunidad de Madrid, Juan Van Halen y los exaltos cargos de la empresa municipal de vivienda. Ninguno de ellos asistió.  

El plantón no sentó nada bien ni al grupo de Ahora Madrid ni al de Ciudadanos, que calificaron el acto de "boicot". El concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, aseguró que el plantón podría tener "consecuencias administrativas".  

Las inoportunas escapadas de Botella alcanzaron su momento cumbre cuando se fue de vacaciones a un balneario en Portugal en plena crisis del Madrid Arena.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad