El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en Bruselas. /acEFE
stop

La policía alemana "retiene" a Puigdemont después de que cruzara en coche la frontera desde Dinamarca

Barcelona, 25 de marzo de 2018 (13:19 CET)

Carles Puigdemont fue detenido por la policía alemana cuando intentaba cruzar en coche la frontera desde Dinamarca. El abogado del expresidente catalán huido, Jaume Alonso-Cuevillas, confirmó la información vía Twitter y en un comunicado a la prensa.

Según Alonso-Cuevillas, el líder independentista permanece retenido por la policía de Alemania, a la espera de que los agentes "comprueben" la información relacionada con la orden de detención que tiene pendiente.

El letrado afirmó que el trato "ha sido correcto en todo momento" en un hilo de tuits publicados esta mañana en su cuenta personal.

El hilo de tuits del abogado Jaume Alonso-Cuevillas confirmando la "retención" de Carles Puigdemont en Alemania. 

El hilo de tuits del abogado Jaume Alonso-Cuevillas confirmando la "retención" de Carles Puigdemont en Alemania.

El abogado también relató que Puigdemont cruzaba en vehículo la frontera alemana desde Dinamarca por una carretera en dirección a Hamburgo, desde donde planeaba regresar a Bruselas para "ponerse a disposición" de la justicia belga.

El letrado explicó que el expresidente de la Generalitat recibió un trato "exquisito" por parte de los agentes alemanes que lo recibieron. Puigdemont —que tiene otro abogado que lo representa ante la justicia belga— se pone en contacto con abogados alemanes para organizar la asistencia jurídica, agregó Alonso-Cuevillas.

El fin de semana de Puigdemont

La noche del viernes, el expresidente de la Generalitat abondonó Finlandia, país al que viajó para impartir una conferencia en la Universidad de Helsinki y donde le sorprendió la noticia de que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, había activado una euroorden para detenerle.

Puigdemont tenía billetes de avión para regresar a Bruselas el sábado por la tarde, pero decidió escapar el viernes en la noche ante la inminente orden de captura del Supremo, que le procesó por rebelión y malversación por el proceso unilateral de independencia.

Las autoridades finlandesas intentaron encontrarlo a lo largo del sábado, vigilando todos los puertos y aeropuertos del país una vez que recibieron la euroorden del juez español, pero Puigdemont ya no estaba en Finlandia.

Llarena dictó el viernes una orden de detención internacional contra la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y una euroorden para Puigdemont y los exconsellers Antoni Comín, Meritxell Serret, Lluís Puig y Clara Ponsatí.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad