Manifestación de los trabajadores de Alcoa en A Coruña / Cabalar (EFE)

Alcaldes socialistas bregarán con las crisis de Alcoa y Ferroatlántica

El PSdeG recupera las alcaldías de Cee y A Coruña, donde el futuro de Alcoa y Ferroatlántica ha sembrado la incertidumbre entre su medio millar de empleados

La última semana de campaña de las elecciones locales estuvo marcada por las manifestaciones de los trabajadores de la industria electrointensiva gallega. Empleados de Alcoa, Celsa Atlántica o Ferroatlántica salieron a la calle para exigir al Gobierno la aprobación del estatuto para la industria electrointensiva que, pese a que Ejecutivo central prometió que recibiría la luz verde antes de las elecciones generales, sigue sin tener una fecha en el calendario.

Esta oleada de movilizaciones no se ha traducido, sin embargo, en una pérdida de apoyos para el PSOE en los municipios donde tienen su sede estas empresas, sino, más bien al contrario. Las candidaturas socialistas han logrado recabar más apoyos que en 2015 en localidades como A Coruña (que alberga una factoría de Alcoa), Cee, Dumbría y Arteixo (donde se encuentran las dos plantas de Ferroatlántica) o en A Laracha (sede de Celsa Atlántica).

Recupera dos alcaldías

La cuota de poder en estos seis concellos quedará ahora repartido a partes iguales entre el PSOE y el PP. La formación socialista se mantiene al frente de la corporación municipal de Dumbría, en la que ha revalidado su mayoría absoluta (logra 9 de los 11 concejales en juego) de la mano del alcalde José Manuel Pequeño, y a mayores se hace con la alcaldía de A Coruña y Cee.

El apoyo del PSOE resultó clave para que la Marea Atlántica de Xulio Ferreiro e Independentes por Cee se hiciesen con las dos alcaldías. Sin embargo, los resultados del domingo hacen que las tornas se cambien. El PSOE igualó con nueve concejales al PP en A Coruña y superó en tres a la Marea Atlántica, que se perfila como el apoyo clave para impulsar a la socialista Inés Rey a la alcaldía de una ciudad que mira de reojo al 30 de junio. Es la fecha en la que expira el plazo otorgado por Alcoa para encontrar dueño a su factoría del polígono de A Grela. En el caso de no recibir ofertas, la compañía ha anunciado que apagará las cubas electrolisis y que despedirá a 268 trabajadores de sus factorías de A Coruña y Avilés.

También se cambian las tornas en Cee. El PSdeG ha arrebatado a Iniciativa por Cee (actual partido en el gobierno) la condición de fuerza más votada. La candidatura socialista pasó de 2 a 4 ediles, mientras que la del PP cayó de 4 a 3, los mismos que Iniciativa por Cee, que pasará de gobernar gracias al apoyo del PSdeG a verse obligado a respaldar a la socialista Margarita Lamela en su camino a la alcaldía.

Crece en feudos del PP

La crisis de las electrointensivas tampoco le ha pasado factura al PSOE en los concellos de Arteixo y Laracha, si bien el avance en número de votos no le ha bastado para arrebatar estas alcaldías al PP. Los socialistas pasan de tener 4 a 6 concejales, pero sucumben ante los 12 ediles del PP en Arteixo, en cuyo territorio no solo se asientan gigantes como Inditex, pero también compañías en una situación delicada como Ferroatlántica, que, además de sus 400 trabajadores en el complejo de Cee-Dumbría, genera 100 empleos en el polígono de Sabón. 

Situación idéntica en A Laracha. El concello ha recibido en los últimos tiempos un impulso de la mano de Inditex, que ha apostado por esta localidad para levantar su almacén de tejidos tras una inversión de 57 millones de euros. La multinacional textil compartirá municipio con Celsa Atlántica, cuya plantilla se manifestó la semana pasada en Santiago junto a la de Alcoa y Ferroatlántica para exigir unos precios competitivos para la energía que consume su factoría de A Laracha. El municipio se mantiene como feudo del PP, que logra la mayoría absoluta con 11 ediles, aunque el PSOE recorta terreno: pasa de dos actas a cuatro.

Por el contrario, el PSOE no logra avanzar en otro de los concellos que tiemblan por la situación de la industria electrointensiva. Se trata de Cervo. El municipio alberga en la parroquia de San Cibrao la mayor factoría de Alcoa (con 1.200 empleados) y la única que, por el momento, esquiva los cierres de la multinacional estadounidens, que, sin embargo, ha sembrado dudas sobre su futuro. Con la demora en la aprobación del estatuto para la industria electrointensiva de fondo, el PSOE pierde un concejal (pasa a tener dos) y allana el camino al PP, que consolida su mayoría absoluta con 7 ediles. 

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad