Albert Rivera carga contra En Marea y los grupos de Podemos 

stop

"Los que se han presentado juntos que vayan juntos y se repartan su tiempo y su dinero", zanja el líder de Ciudadanos 

Albert Rivera

en A Coruña, 07 de enero de 2016 (16:50 CET)

Apenas unos días después de que la ronda de contacto "informales" de Pablo Iglesias con las distintas formaciones autonómicas que concurrieron con Podemos a las elecciones generales dieran como resultado un frente común para defender los grupos propios de En Marea, En Comú Podem y Podemos-És el Moment en el Congreso, Albert Rivera ha puesto el grito en el cielo.

El líder de Ciudadanos, que recogió este jueves su acta de diputado, ha defendido que "los que se han presentado juntos en las listas y sacan pecho de sus escaños vayan juntos y se repartan su tiempo y su dinero". En Marea ha defendido con uñas y dientes su derecho a formar grupo propio, incluso ante las dudas reglamentarias por la presencia de diputados de otros grupos, como Izquierda Unida o el propio Podemos.

Para Rivera, los distintos grupos "no tienen sentido" porque Podemos "se reconoce como un grupo homogéneo" y "contabiliza como propios" los escaños obtenidos en esos territorios.
Si se aceptase esa posibilidad, "podríamos hacer también Ciudadanos de Cataluña, Ciudadanos de Murcia, Ciudadanos de Madrid y de todos los rincones de España, y lo mismo el PSOE con sus federaciones y lo mismo el PP", ha indicado. Según ha explicado, C's no está a favor de "fragmentar los grupos parlamentarios" y por eso se presentó a las elecciones generales "como una marca y como un partido, no como ocho".

Empezar ya la legislatura

Rivera ha abogado por poner en marcha en la legislatura con "un Gobierno en minoría, sea del color que sea", pero que tenga claros valores como la igualdad entre los españoles, que "no es negociable".

Sin embargo, también ha subrayado que en esta legislatura hay que aprobar una serie de "reformas fundamentales" en ámbitos como la educación, la Justicia, la ley electoral, la lucha contra la corrupción, la reforma del mercado laboral y la separación de poderes.

"España ha pedido cambio, y tendrá que venir marcado por una hoja de ruta reformista sí o sí", ha advertido. Quienes pretenden que "siga todo igual" que en los últimos 30 años, que "no cuenten con nosotros", ha agregado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad