Agustín Hernández se convierte en el nuevo alcalde de Santiago en un pleno envuelto en tensión

stop

Dos personas han sido detenidas en las protestas en contra de la toma de posesión

08 de julio de 2014 (15:07 CET)

El ex conselleiro de Medio Ambiente Agustín Hernández ha tomado el bastón de mando de Santiago de manos de Ángel Currás, convirtiéndose así en el tercer alcalde de la capital gallega en poco más de tres años. Lo ha hecho con el compromiso de que “la excepcionalidad” que ha marcado la capital gallega “acabe en el mismo instante” en el que finalice el pleno de este martes, sin más objetivos de “devolver la normalidad” a la institución.

Por el momento Currás se mantendrá en el nuevo gobierno local, siendo el único edil imputado. El pleno que ha servido para el relevo en la alcaldía se ha convocado tras desestimar la Junta Electoral las alegaciones contra un gobierno conformado por una mayoría de concejales no electos formuladas por PSOE y BNG, que pretenden llegar al Tribunal Constitucional.

Nuevo equipo

Hernández y los otros ocho que han ocupado su puesto de concejal relevaban a los siete ediles que renunciaron por imperativo legal tras ser inhabilitados por autorizar el pago de la defensa de su compañero Adrián Varela, imputado en la Operación Pokémon, a éste --que ya había renunciado previamente--, y a la también concejala Rebeca Domínguez.
De este modo, el nuevo alcalde, que cerraba la lista electoral del PP de Santiago en 2011, y la diputada Marta González, que le antecedía en el puesto 24, son los dos únicos concejales que han entrado este martes en Raxoi que iban en la lista con la que Conde Roa.

Los otros siete fichajes externos que se incorporan al Pazo de Raxoi son la senadora e histórica del PP de Santiago, María Jesús Sainz; la gerente del Consorcio de Santiago, María Antón; el licenciado en Derecho Manuel Martínez Varela; así como Ramón Quiroga, marido de una de las ediles inhabilitadas, Cecilia Sierra.

Hernández también se rodea en su equipo de miembros de la Consellería en la que le ha sustituido Ethel Vázquez, como es el caso de la ingeniera de Caminos Teresa Gutiérrez; y de la licenciada en Derecho María José Corral. Además se incorporará Alejandro Sánchez-Brunete Varela, quien fue asesor de la Consellería de Presidencia y del propio Consistorio compostelano.

Protestas y detenciones

La polémica ha rodeado el nombramiento de Currás no sólo por las protestas de la oposición. También porque un centenar de personas han protestado ante la sede del Ayuntamiento. En medio de un nutrido dispositivo policial, dos sindicalistas fueron detenidos tras saltarse el cordón que alejaba a los manifestantes de la entrada de las autoridades en el Pazo de Raxoi.

Cuando el vicepresidente de la Xunta y conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, se disponía a acceder al Ayuntamiento compostelano, los dos detenidos se saltaron las vallas que limitaban el perímetro de la protesta, ubicado a unos 150 metros del Pazo de Raxoi, por lo que fueron perseguidos por agentes y uno de ellos fue reducido en el suelo.

Este último es el miembro del sindicato nacionalista CIG Renato Núñez, mientras que el otro es Manuel Dacal, de la Federación Rural Galega (Fruga). Ambos fueron trasladados en un vehículo de la Policía Nacional ante el malestar de los manifestantes.

Previamente ya se habían vivido momentos de tensión entre el cordón policial y los manifestantes, de forma que el portavoz municipal del BNG, Rubén Cela, reprobó el operativo de agentes que custodian la toma de posesión de Agustín Hernández, al considerarlo "desproporcionado".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad