Aduanas registra las casas de Conde Roa y Albino Vázquez

stop

La 'Operación Pokemon' ha derivado en una investigación paralela, la 'Operación Manga'

14 de febrero de 2013 (12:59 CET)

Agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera realizan un registro en la vivienda de Gerardo Conde Roa, exalcalde del PP de Santiago de Compostela que tuvo que dimitir en abril de 2012 en el marco de la Operación Pokemon. También se practican registros en la vivienda que el concejal compostelano de Seguridad, Albino Vázquez Aldrey, tiene en Aríns.

Fuentes de la investigación han confirmado que, aparte del registro en la vivienda que Conde Roa tienen en el barrio de San Roque, en la zona histórica de Santiago de Compostela, y del efectuado en la vivienda del concejal de Seguridad en Arís, también se ha procedido a recabar información en el Ayuntamiento de Santiago de Compostela.

Derivado de la 'Pokemon'

Así, agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera entraron en la mesa de contratación que se celebraba este jueves en el Ayuntamiento de Santiago para realizar un registro.

La titular del Juzgado de Instrucción Número Uno de Lugo, Pilar de Lara, ha ordenado la detención de ocho personas, cuatro de ellas en Santiago de Compostela, a consecuencia de unas pesquisas derivadas de la Operación Pokémon, que ella misma instruye y que investiga una trama de supuestos sobornos de empresas a políticos a cambio de adjudicaciones de servicios públicos.

Nuevas empresas

Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, entre los detenidos en Santiago de Compostela está el concejal de Seguridad de este Ayuntamiento, Albino Vázquez Aldrey (PP), y el del exasesor del PP Ángel Luis Espadas, próximo a Conde Roa, así como otras dos personas cuya identidad aún no ha trascendido.

Según las fuentes consultadas, esta es una operación diferente a la Pokemon, aunque surge a raíz de las investigaciones de esa causa, cuyo eje central es el entramado de empresas de Vendex. En esta ocasión, las investigaciones han sido bautizadas como Operación Manga y ponen el foco judicial sobre otras empresas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad