Foto de los vagones descarrilados en las inmediaciones del Sil remitida por Galicia en Común

Adif investiga por qué arrojó vagones de tren al río Sil

El gestor de infraestructuras ferroviarias asegura que se “depurarán responsabilidades” por tirar al río vagones del tren descarrilado en Ourense

Adif ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias en las que dos vagones del tren descarrilado el 28 de julio en Carballeda de Valdeorras (Ourense) fueron lanzados al río Sil, aparentemente por el propio personal del gestor de infraestructuras ferroviarias. Adif toma esta iniciativa después de que se difundieran a través de redes sociales vídeos en los que puede verse como uno de los vagones cae al río desde la zona donde descarriló el convoy, mientras otro queda suspendido sin llegar al agua.

Fuentes de la entidad pública aseguran que Adif analizará todas las actuaciones efectuadas en relación a estos hechos y "depurará, en su caso, responsabilidades". Además, han indicado que se trabaja en la retirada de los dos vagones de la zona y en la restauración del entorno "a la mayor brevedad".

El tren descarriló el 28 de julio cuando circulaba por la línea Monforte-Ponferrada. Aunque no hubo daños personales, la vía hubo de ser cortada al quedar los vagones volcados en el trazado.

El BNG se mueve en el Congreso

Tras trascender las imágenes de los vagones arrojados al río, partidos políticos y asociaciones ecologistas han cargado con fuerza contra la actuación del gestor de infraestructuras. De hecho, el diputado del BNG, Néstor Rego, ha registrado una iniciativa parlamentaria en el Congreso a través de la que pide la retirada inmediata de estos para proceder a "reparar el daño ambiental causado". Además, pide que se le comuniquen los hechos a la Fiscalía.

El PSdeG también ha exigido a Adif que retire de forma inmediata el vagón caído al río y proceda a la restitución de los daños medioambientales causados. Además, ha reclamado que se evalúe la situación de los otros vagones que permanecen al lado de la vía del tren y que se retiren "tomando todas las medidas de seguridad ambiental necesarias". "Es incompresible", ha lamentado en un comunicado.

Amigos da Terra pide sanciones

La entidad ecologista Amigos da Terra ha requerido a la Confederación Hidrográfica y a la Consellería de Medio Ambiente que aplique a la empresa responsable del vertido el principio de "quien contamina, paga" que, según indica, se regula en la Ley de responsabilidad medioambiental.

Para la entidad, los daños causados al río "no pueden quedar impunes" y las administraciones tienen que adoptar las medidas preventivas apropiadas, recogidas en la Ley de Aguas y en la Ley de responsabilidad ambiental y cuya sanción, según indican, podría acarrear multas de hasta dos millones de euros.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad