Adif cerró el grifo al mantenimiento de la red un año antes del accidente de Angrois

stop

Pese al incremento de las líneas en operación, el gestor de infraestructuras redujo los gastos en conservación y reparaciones, los ligados al tráfico e incluso el volumen de las primas de seguros contratadas

X. R. Moscoso

Antonio González Marín, ex presidente de Adif imputado en la causa que investiga la tragedia del Alvia | EFE
Antonio González Marín, ex presidente de Adif imputado en la causa que investiga la tragedia del Alvia | EFE

04 de junio de 2014 (21:08 CET)

La austeridad también llegó a Angrois. Por mucho que la comisión de Fomento encargada de investigar las causas del accidente ferroviario de Santiago apunte al maquinista y se quede en el error humano, son cada vez más las sombras que amenazan la gestión del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y sus máximos responsables, comenzando por la anterior cúpula, ahora imputada por el juez de Santiago que lleva el caso.

Más allá de los sistemas de seguridad implantados, uno de los asuntos que ha generado más polémica, la fuerte contracción de los gastos de explotación, reparaciones, conservación y relacionados con el tráfico que aplicó Adif en toda la red un año antes del accidente devuelven la pelota al Ministerio de Fomento.

La memoria de gestión y los datos incorporados a la cuenta de resultados de Adif no pueden ser más claros. Sin contar los financieros, es decir, los destinados a pagar deuda, el administrador de infraestructuras redujo sus gastos un 10,4% en 2012, un año antes del accidente, hasta situarse en 2.169 millones de euros.

Menos gasto en conservación

De ellos, los gastos de explotación ordinarios, entre los que se incluyen los de conservación y mantenimiento, los relacionados con las reparaciones de las líneas y los ligados al tráfico, sufrieron una merma del 13,8%, hasta los 1.158 millones (1.343 en 2011). El recorte fue mucho más acusado en este capítulo que, por ejemplo, en la partida de gastos de personal, que cayeron un 8,3%.

De las directrices para recortar gastos de explotación en Adif da buena cuenta el cómputo desagregado por partidas específicas. Así, a reparaciones y conservación de la red se destinaron en 2012 un total de 383 millones, un 4% menos que un año antes. El capítulo de otras reparaciones descendió hasta los 12,9 millones de euros, con un caída del 10,4% sobre el 2011. Y los gastos ligados al tráfico se quedaron en nueve millones, un 7,2% menos que un año antes. Adif recoge en su memoria correspondiente a 2012 muchos de estos datos, reveladores de la política de austeridad marcada desde la máxima dirección del ente, en línea con el resto del sector público. Y, todo ello, pese al incremento de las líneas en operación en dicho período.

Los recortes llegan a los seguros


Hay más recortes que abren interrogantes o, al menos, invitan a la preocupación. Por ejemplo, y siempre según la memoria económica de Adif, el volumen total de primas de seguros contratadas por el gestor se redujo hasta los 4,7 millones de euros en 2012, un año antes del accidente, con un descenso del 2% sobre las de un año antes.

La aseguradora de cabecera de Adif es Allianz, que lleva la cobertura de responsabilidad civil. Otra de las partidas del balance que descendieron, en este caso con una fuerte merma, fue la de las provisiones para litigios y causa judiciales varias, con una contracción del 15,3%, hasta los 44 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad