Benito Iglesias, presidente de Adelante, atiende a los medios en la sede del partido / Adelante

Adelante plantea “patrullas ciudadanas” ante la inseguridad de Ourense

El partido lamenta la inacción de los poderes públicos ante el vandalismo y los actos incívicos y se pregunta si es necesario autorizar patrullas ciudadanas

“Si los poderes públicos no pueden garantizar la convivencia y la protección de los bienes, deben facilitar la creación de patrullas ciudadanas”. Esa voz de alarma lanzó Adelante, el partido ourensano creado para concurrir en las próximas municipales y que ha expresado una profunda preocupación por “los actos de vandalismo y las conductas incívicas y violentas que han proliferado en las últimas semanas” en la ciudad.

Adelante, en un comunicado, culpa a la falta de efectivos de la Policía local de las recientes agresiones sexuales en Ourense, a lo que se suman “continuos y cada vez más frecuentes actos vandálicos” que dañan mobiliario urbano y los espacios de uso público. “Sin seguridad no puede haber libertad”, asevera el partido, que insiste que garantizará que las mujeres “puedan elegir libremente el momento y el lugar para caminar y hacer deporte sin tener que estar continuamente mirando hacia atrás”.

"Si hay que colocar mil cámaras, se colocan"

La formación que lidera Benito Iglesias critica el ruido nocturno provocado por los botellones y la inseguridad generada por las peleas entre grupos de jóvenes en zonas del casco histórico. “Los ourensanos se han acostumbrado a las imágenes frecuentes del multamóvil circulando por la ciudad. Se persigue a los que no encuentran aparcamiento pero no a los que causan destrozos ni a los que alteran la convivencia o incumplen la normativa de ruidos”, lamenta Adelante. El partido señala que el Concello recauda 400 veces más por multas de tráfico que por incumplimientos de las ordenanzas que regulan la convivencia.

Adelante se compromete a “erradicar el top manta” en la ciudad para acabar con las mafias que se lucran de la explotación de inmigrantes. También propone implantar un “plan de protección de la convivencia”. “Para evitar que algunos alteren la convivencia y el descanso de los ourensanos, hace falta una voluntad clara y una acción decidida. Si hay que colocar mil cámaras, se colocan. Eso tendrá un importante efecto disuasorio y ahorrará dinero por el menor gasto en reponer mobiliario urbano”, aseguran en el comunicado.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad