Simulación del parque eólico de Mouriños

Adega rechaza los parques eólicos de Mouriños y Pena Forcada

La asociación ecologista Adega denuncia que el fuerte impacto ambiental de los proyectos en las últimas sierras vírgenes en la Costa da Morte

La organización ecologista Adega ha denunciado el "alto impacto" ambiental de los nuevos parques eólicos de Pena Forcada, en Laxe, y Mouriños, en los municipios de Cabana y Zas. En un comunicado, advierte de que "su alta potencia y gran rendimiento apenas dejarán canon convirtiendo un paisaje único en polígono industrial".

Las instalaciones, especialmente la ubicada en la serra do Gontón, han sido objeto de críticas por parte de los colectivos ecologistas. Adega se suma a Equo, Salvemos Cabana o Arco Iris en sus críticas y recuerda que, en junio del año pasado, la Xunta autorizaba a ENEL-Unión Fenosa Renovables el parque eólico Pena Forcada-Catasol II en Laxe, "justo cerca de la laguna de Traba y en primera línea de costa".

A ello, suma también el nuevo parque eólico de Mouriños. Por ambos, asegura que la Administración autonómica "apenas va a ingresar dinero". Para la asociación, "al margen de las consideraciones ambientales, estos proyectos constatan el fracaso de la planificación eólica de Feijóo".

"Los graves impactos ambientales y la ínfima generación de puestos de trabajo y de dinámicas económicas positivas en el tejido socioeconómico, particularmente en el rural, hace urgente cambiar la situación", concluye Adega.

 

 

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad