Acusan a la Deputación de organizar una "chapuza" en el Dolmen de Dombate 

stop

La corporación provincial "parchea" la réplica del megalito dañado; Salvemos Cabana interpreta las actuaciones como una solución de urgencia para acallar críticas 

Complejo arqueológico del Dolmen de Dombate

en A Coruña, 24 de febrero de 2016 (14:00 CET)

La Deputación de A Coruña está reparando los daños en la répolica del Dolmen de Dombate, espacio accesible a los visitantes en el que se perciben desperfectos que pusieron en duda la gestión realizada por el Concello de Cabana.

La reparación de la corporación provincial ha sido criticada por el colectivo Salvemos Cabana, que considera un "parche" las actuaciones y que las interpreta como una medida "de urgencia" para tapar la mala gestión del Ayuntamiento.

El colectivo había solicitado a la Deputación que recuperase la gestión del megalito, posicionándose contra la política de "visitas masivas" del consistorio.

Las peticiones

En concreto, la plataforma solicitó "en mayo de 2015 la actuación inmediata de la Diputación de A Coruña y la rescisión del convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños por el lamentable estado del neodolmen, que se encontraba en perfectas condiciones antes del inicio de la gestión municipal, advirtiendo entonces de la errónea política de José Muiño (PP), alcalde de Cabana y su asesor de cultura, José Mª Varela, de formentar la masificación del yacimiento pero sin prever las posibles consecuencias".

Pedían, además, "la valoración por parte de expertos del estado actual y posible deterioro de las pinturas del megalito, así como el establecimiento de un número máximo de visitas recomendado al recinto arqueológico en aras de su conservación, respondiendo el ente provincial con el establecimiento de acciones de mejora, el control periódico de las pinturas por parte de expertos y más recientemente, la limitación del número de visitantes".

Un "parche" costeado por las arcas públicas

La Deputación acabó renovando el convenio con el Concello de Cabana, sin tener en cuenta "los informes negativos emitidos por su propio servicio de Arquitectura y Patrimonio y que se incumplieron varias cláusulas del documento firmado por ambas partes ", critica la asociación.

"Ahora, la Diputación de A Coruña intenta plantear una solución de urgencia en el neodolmen para acallar las críticas, cuando la realidad es que la empresa que se encargó de su construcción ya no está operativa y cualquier intervención que se haga supondrá un mero "parche" que difícilmente puede lograr la restitución del original y que además tendrá que ser sufragado con dinero público cuando la solución más adecuada hubiera sido su conservación preventiva y sobre todo el control adecuado, por parte del municipio, de los grupos de visitantes en el centro arqueológico", concluye Salvemos Cabana.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad