Acuerdo en la cumbre contra el cambio climático

stop

Los gobiernos se comprometen a que las temperaturas del planeta no suban más de 2º C.

Manifestantes ante la cumbre contra el cambio climático / EFE

de Barcelona, 12 de diciembre de 2015 (20:10 CET)

Y llegó el acuerdo. Las delegaciones de los 195 países que han participado de la COP21 acordaron mantener el aumento de temperaturas globales a 2º C por debajo de los niveles preindustriales, y se convoca a ir un paso más allá: hacer esfuerzos para limitar el incremento de temperatura a 1,5º C.

Un punto clave que pudo ser destrabado era el de las ayudas a los países subdesarrollados, que argumentaban la falta de recursos para poder adaptarse a las medidas para evitar el cambio climático. Pues bien, los gobiernos que decidan adaptar su producción a estos parámetros contarán con el apoyo de un fondo de 100 mil millones de dólares anuales.

Además, los gobiernos se comprometieron a poner un límite a las emisiones de los gases invernadero lo antes posible.

Llegar al acuerdo no fue fácil, sobre todo por la diferencia de posiciones entre la Unión Europea y Estados Unidos y países emergentes como China o India, que por su constante avance económico ya están entre las cuatro naciones que más contaminan del planeta.

Gran parte del mérito para desencallar las posturas corresponde al presidente francés François Hollande y su ministro de Exteriores Laurent Fabius, que como anfitriones de la Cumbre, buscaron el acuerdo entre las delegaciones.

Ahora el texto del acuerdo –que tiene validez jurídica- deberá ser ratificado por cada uno de los gobiernos participantes, y las medidas comenzarán a implementarse a partir de 2020.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad