Un hombre camina, con mascarilla, por el Paseo Marítimo de A Coruña. EFE (Cabalar)

A Coruña y Vigo, lejos del confinamiento con los criterios de Illa

A Coruña debería haber doblado el número de contagios durante lo peor de la segunda ola para superar los indicadores marcados como límite por Sanidad

Ministerio de Sanidad y Comunidad de Madrid han pactado este martes una propuesta con los criterios para llevar a cabo nuevas restricciones de movilidad. Estas se podrán poner en marcha de manera automática en aquellos municipios de 100.000 habitantes (hay 65 en toda España, de los cuales tres están en Galicia, como es el caso de Vigo, A Coruña y Ourense) que cuenten con una incidencia acumulada superior a los 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, sumen una tasa de positividad superior al 10% y presenten un 35% de ocupación en sus camas de unidades cuidados intensivos (UCI).

La propuesta añade presión sobre estos grandes municipios, pero la amenaza de posibles restricciones impuestas por el ministro Salvador Illa pasa de largo por Galicia. Y es que la tasa de incidencia acumulada del Covid-19 en Galicia ronda los 111,4 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Se trata de un nivel casi cinco veces inferior al límite que marca la entrada en zona de restricciones y que contrasta con los registros cosechados en el mismo periodo por la Comunidad de Madrid (784 casos por cada 100.000 habitantes) o Navarra (685,7 casos por cada 100.000 habitantes), las dos únicas autonomías que superan esa barrera de los 500 casos. 

Galicia vuelve a la "zona de control"

Además, la tasa de positividad (porcentaje de pruebas PCR que arrojan resultados positivos sobre el total) se sitúa, según el último balance que el Ministerio de Sanidad hizo público este martes, en el 5,6% durante la última semana en Galicia y en el 4,7% el pasado sábado (último dato disponible). Este nivel supone situarse por debajo de la barrera del 5% a partir del cual las autoridades europeas consideran que el virus se encuentra fuera de control, algo que solo logra otra comunidad en toda España, Asturias (con una tasa de positividad del 3,5% entre el 19 y el 25 de septiembre y un 3,7% el pasado sábado). 

Más lejos todavía se encuentra Galicia de regresar a niveles de ocupación del 35% en las unidades de cuidados intensivos (UCI). Los hospitales de la comunidad cuentan, según Sanidad, con 30 pacientes ingresados en UCI, lo que supone que ocupan el 4,2% del total de camas, un balance que contrasta con el 41,9% de Madrid. 

El precedente del mes de agosto en A Coruña

Aunque los datos de circulación del Covid-19 en el conjunto de Galicia son inferiores a los alcanzados en las ciudades (su mayor densidad de población aceleran la transmisión del virus), la amenaza de nuevas restricciones en las principales urbes gallegas tras el acuerdo entre Gobierno y Comunidad de Madrid se antoja todavía lejana.

Y es que incluso la propia ciudad de A Coruña no llegó a superar los 300 casos por cada 100.000 habitantes en el punto álgido de la segunda ola del Covid-19. El 18 de agosto, cuando el área sanitaria de A Coruña y Cee sumaba 70 nuevos casos activos en las últimas 24 horas que hacían un total 921 (de los ucales 632 se correspondían a la propia ciudad herculina), la tasa de incidencia acumulada se situaba en 258 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Es decir, A Coruña tendría que doblar el número de contagiados respecto al peor tramo del rebrote para sobrepasar uno de de los criterios bajo los cuales Sanidad activaría restricciones de movilidad. 

Un artículo de J.G.C.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad