Humo negro sobre la ciudad de A Coruña procedente de la refinería de Repsol / E.P. (Cedida)

A Coruña tiene los peores registros de Galicia en calidad del aire

stop

A Coruña, Ourense, Pontevedra, Santiago y Vigo superaron varias veces los valores recomendados por la Organización Munidal de la Salud en varios contaminantes

A Coruña, 22 de junio de 2018 (04:55 CET)

En España, buena parte de la población respira aire contaminado. Pero los episodios en los que los valores superan los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) no se limitan únicamente grandes ciudades como Madrid o Barcelona. En A Coruña, Ourense, Pontevedra, Santiago o Vigo la calidad del aire también deja mucho que desear.

Según el informe anual de Ecologistas en Acción, en 2017 los contaminantes con mayor incidencia en Galicia fueron las partículas PM10 y PM2,5, el dióxido de azufre y el ozono troposférico. Las primeras afectaron principalmente a los núcleos urbanos de A Coruña, Ourense, Pontevedra, Santiago y Vigo, donde se registraron superaciones de los valores medios anuales y diarios recomendados por la OMS para ambos contaminantes.

Los peores registros tuvieron lugar un año más en A Coruña, en parte porque es la urbe gallega con mayor presencia de focos de emisión, ya que además de´las del tráfico rodado, marítimo y aéreo hay que sumar las emisiones de la refinería de Repsol, industrias como Alcoa o SGL o las partículas que puede arrastrar el viento de las centrales térmicas de Meirama y As Pontes o de la incineradora de Sogama.

Repsol, Alcoa, Gas Natural, Sogama y Endesa son algunas de las firmas responsables de la mala calidad del aire

En relación al transporte marítimo, destacan los elevados niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) detectados en el puerto de A Coruña. De hecho, en el área industrial y portuaria que abarca también parte de Arteixo se registran también superaciones de dióxido de Azufre (SO2), aunque es la estación ubicada al sur de la fábrica de Cementos Cosmos en Oural (Sarria) la que con 98 superaciones del valor diario (uno de cada cuatro días del año) presenta los peores registros.

Nadie se libra

Según la organización ecologista, Galicia es un territorio con cuatro fuentes principales de contaminación (grandes industrias, centrales térmicas, tráfico marítimo y tráfico rodado de las grandes urbes) cuyas emisiones se extienden por el resto de la comunidad, afectando a zonas más alejadas y rurales en la forma de ozono troposférico, especialmente en el sur. Como consecuencia, la totalidad de la población gallega respira un aire perjudicial para la salud, advierten desde Ecologistas en Acción.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad