A Coruña sufre los índices de contaminación más altos de Galicia

stop

Medio Ambiente detectó en la ciudad y el área metropolitana niveles elevados de dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, óxido de nitrógeno y partículas, si bien no los considera un riesgo para la salud

Refinería de Repsol en A Coruña

en A Coruña, 30 de diciembre de 2016 (06:41 CET)

El problema de la contaminación en Madrid, que conllevó medidas de restricción del tráfico, y la decisión del Defensor del Pueblo de investigar la contaminación atmósférica de 14 ciudades, entre ellas A Coruña, por encontrarse por encima de los baremos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha disparado las alarmas en la ciudad herculina.

Hasta tal punto que el Concello decidió emitir un comunicado para asegurar que, según sus informes, la calidad del aire "es buena" y que los registros se ajustan "a la normativa estatal y europea". A Coruña tiene una red de siete estaciones medidoras, ubicadas en Riazor, Castrillón, San Diego, Santa Margarita, A Grela, San Pedro y Torre de Hércules.

Dos informes ponen números a la polución

El último informe oficial sobre la calidad del aire elaborado por la Consellería de Medio Ambiente corresponde al ejercicio 2015 y coincide con el tranquilizador análisis, pues estimaba que no existían riesgos en Galicia en relación a la contaminación atmosférica.

Sin embargo, al profundizar en los datos, muestra que A Coruña se situaba en todos los indicadores de contaminantes en los puestos cabeceros, presentando las cifras más elevadas de Galicia junto a Oural, la zona de influencia de Cementos Cosmos. El caso de Oural, próximo a Sarria, es reiterativo incluso cuando la cementera del grupo Votorantim no redujo drásticamente su actividad.

A conclusiones similares llega el informe que cada año realiza Ecologistas en Acción, en el que apuntaban cinco de las siete estaciones de A Coruña detectan niveles de partículas (materiales suspendidos en forma particular como hollín, metal, polvo, cenizas o cemento) superiores a los máximos fijados por la OMS, y otras dos rebasan el límite en dióxido de azufre.

Dióxido de azufre

El informe anual sobre la calidad del aire de la Xunta recoge que la estación de A Grela detectó en cinco ocasiones una concentración de dióxido de azufre superior a los niveles recomendados. El balance del año indica que en A Coruña y el área metropolitana se encuentra en un nivel crítico por este gas para la protección de la vegetación, según datos recogidos en las estaciones de A Grela y San Pedro.

Oural lidera este ranking al haber sobrepasado el límite recomendado en 20 ocasiones. En el resto de Galicia, la concentración es baja, la mitad que en Oural o A Coruña.

El nitrógeno, mal de muchos

Según Medio Ambiente, en ningún momento la concentración de dióxido de nitrógeno alcanzó el nivel de alerta a la pobalción. Pero el pico más elevado se registró en A Coruña, "parece que no por una arrancada tras parada de Repsol, sino por el efecto del tráfico", sostiene el informe.

En cuanto al óxido de nitrógeno, se superó el nivel crítico en A Grela, Santiago, Pontevedra Vigo y Oural.

Líder en partículas

Las partículas son materiales suspendidos en el aire que respiramos y que se miden por los indicadores PM10 y PM 2.5. Los números hacen referencia a las micras de diámetros, siendo las más pequeñas las peligrosas al poder introducirse en vías respiratorias. Su origen suelen ser los vehículos diesel o la industria.

En la estación Torre de Hércules se superaron los límites de partículas PM10 en más de 35 ocasiones a lo largo del año. Medio Ambiente lo achaca al aerosol marino. cuanto a las PM 2.5, dice la Xunta, solo el área metropolitana de A Coruña y la de Ferrol están por debajo de objetivos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad